La casa de las terrazas infinitas está en Mallorca

Ante la bahía de Palma, la casa diseñada por Osvaldo Luppi reluce con toda su potencia arquitectónica y gracias también a la sofisticación del interiorismo moderno y sutil de Terraza Balear.

1 / 14
Salon abierto a la terraza en Mallorca con vistas a la piscina

La casa despliega espacios funcionales y luminosos, con una muy elaborada fluidez entre los amplios interiores y la esplendidez del paisaje.

Fachada con terraza de una casa moderna en Mallorca

En el segundo piso, la fachada acristalada se abre completamente y los límites entre el interior y el exterior se desdibujan comunicando ambos ambientes en su totalidad. El amplio salón se extiende hasta la terraza donde la espectacular piscina infinity es protagonista del espacio exterior.

Sofas de exterior junto a una piscina

En la terraza principal, protegida por un porche para aportar sombra a la casa en los calurosos veranos mallorquines, la piscina infinity es la protagonista junto con las impresionantes vistas de la bahía de Palma. Las camas de día Float y la mesita Strap son de Paola Lenti. Plaid adquirido en Terraza Balear.
 

Terraza con piscina y muebles de color negro

Las tumbonas son el modelo Float y la mesita auxiliar, la Strap, de Paola Lenti, adquiridas en Terraza Balear. Los portavelas Lanterns, realizados con cristal y madera de teca, son de Tribù. La butaca trenzada es el modelo Nido, de Patricia Urquiola para Paola Lenti.

Comedor exterior con lampara suspendida de techo

En el comedor de verano, la mesa Mirto y las sillas Erica, de B&B Italia. La lámpara es el modelo Taiki, de Paola Lenti. Sobre la mesa, cerámica de Rina Menardi. La cocina de verano es un diseño de Olarq (Osvaldo Luppi Arquitectos), realizada por Estils i Formes.

Separación de lamas entre el salon y el comedor

Sofá Lawrence, butacas Jacques y mesa de centro Milton, diseñados por Rodolfo Dordoni para Minotti. Sobre la mesa de centro, jarrones azules y una bandeja de piel, de Fendi, en Terraza Balear. La mesita auxiliar es la Ring, de Nendo Design para Minotti.

Cocina con paneles de madera

Frentes del mobiliario de cocina acabados con chapa de madera de roble en acabado mate. La fotografía enmarcada es de Tomeu Canyelles. A R Q U I T E C T U R A Y D I S E Ñ O | 129 La encimera de la cocina es de mármol Calacatta Statuario. Grifería de la colección Meta, de Dornbracht. Los electrodomésticos integrados son de Míele. La tabla de cortar de madera se ha adquirido en Terraza Balear. Los platos y boles son de Villeroy & Boch. El suelo es de mármol Gris Zarci abujardado, en formato 80 x 80 cm.

Cocina con lamparas de cobre suspendidas del techo

La elegante isla de la cocina, diseñada por Osvaldo Luppi, se acompaña de dos pufs de Meridiani. Sobre la isla, unas lámparas suspendidas en cobre, de Tom Dixon, hacen un guiño a las sartenes y ollas de cobre del menaje de cocina.

Salon de color gris

La lámpara de pie, junto al sofá, es la Myfair, de Diego Fortunato para Vibia. Mesa auxiliar, junto al sofá, Husk, de Patricia Urquiola para B&B Italia. La lámpara que ilumina las butacas Jacques es la Kelvin Led, de Antonio Citterio y Toan Nguyen para Flos. En el suelo, un bol de cerámica, de Rina Menardi, comprado en Terraza Balear.

Cocina con isla de marmol y paredes de madera lamparas de cobre suspendidas

La cocina, junto con la mesa integrada, es un diseño de Olarq (Osvaldo Luppi Arquitectos) y realizada por Estils i Formes. La mesa integrada es de roble macizo con soporte de mármol Calacatta Statuario. Lámparas Melt, de Tom Dixon. Taburetes Charlot, de Andrea Parisi para Meridiani.

Dormitorio abierto a la terraza con vistas de Mallorca

En el dormitorio principal, la cama es el modelo Tatlin Soft, de Rodolfo Dordoni para Minotti. Mesillas de noche Self Bold, de Giuseppe Bavuso para Rimadesio. Lámparas Oda, de Sebastian Herkner para Pulpo. Butaca CH07, de Hans J. Wegner para Carl Hansen & Søn.

Baño con espejo y frontales de madera

El mueble que contiene el lavabo es un diseño del estudio Olarq, realizado con piedra natural abujardada y madera de roble con acabado natural mate. Grifería Meta, de Dornbracht. El jarrón se ha adquirido en Terraza Balear, al igual que las toallas y los objetos de cerámica blanca. El taburete es el modelo Dama, de Poliform.

Bañera con vistas a la playa de Mallorca

Las vistas desde el baño son espectaculares, la fachada de cristal permite que la visión llegue hasta el mar. La bañera encastrada es de Duravit, con hidromasaje, revestida con piedra natural abujardada. La fotografía apoyada en la bañera es de Tomeu Canyelles. Las lámparas de suspensión son las Soffi, dieño de GamFratesi para Poltrona Frau.

Escaleras de hormigon con paredes paneladas de madera

Esta escalera, que conduce a la planta baja, está recubierta con mármol Gris Zarci abujardado, el mismo que reviste el suelo. En esta planta se encuentran instalaciones que se utilizan principalmente durante los días de invierno: spa, gimnasio y piscina interior.

Arquitectura al servicio del paisaje. Ese sería el lema de este proyecto. También podría definirse a la inversa: el paisaje al servicio de la arquitectura, y ambos enunciados serían oportunos y veraces. Para su autor, el arquitecto Osvaldo Luppi, la calma, la contundencia y la elegancia definen tanto el entorno dibujado por la bahía de Palma de Mallorca, el mar y la sierra de Tramontana como la vivienda que ha diseñado.

La casa, clavada sobre la roca a modo de mirador de manera contundente, pero a la vez respetuosa, despliega espacios funcionales y luminosos, con una muy elaborada fluidez entre los amplios interiores y la esplendidez del paisaje. Un escenario ideal para el concepto de interiorismo de Terraza Balear, cuyo objetivo es crear entornos acogedores donde la arquitectura y el mobiliario fluyan juntos y se conecten con el estilo de vida mediterráneo. Esa sensación se percibe nada más traspasar el acceso: la espectacular piscina permite, mediante un cristal, inundar de luz el vestíbulo de entrada. Enseguida, la portentosa escalera diseñada por el arquitecto nos deja casi sin aliento. Es una escultura de madera y piedra cuyo ancho varía, jugando con diagonales en todas las direcciones a fin de dinamizar el tránsito de una planta a la siguiente.

En la segunda planta, la fachada acristalada se abre completamente al paisaje, desdibujando límites entre los ambientes. El salón se prolonga hacia la terraza y la piscina, como si todo fuera un único espacio gracias a la gama de tonalidades tierra. La terraza es inmensa, con un comedor para desayunos soleados y cenas bajo las estrellas. Nos quedaríamos eternamente en los espacios exteriores, pero mucha belleza nos convoca también en los salones, en la cocina, en el santuario de serenidad que es la suite principal con esa zona de la bañera acristalada desde donde la mirada se distrae contemplando el paisaje. Las dimensiones de cada zona interior capturan la armonía y la pureza del entorno gracias a la propuesta de diseño que incluye materiales atemporales. En la cocina, diseñada por el arquitecto, los pufs de Meridiani y las lámparas de cobre de Tom Dixon hacen guiños a las sartenes y ollas del mismo material. La sofisticación contemporánea y la calidad del diseño italiano se congregan en este majestuoso escenario, ante la soberanía del paisaje balear.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?