Comprueba, en esta casa con terraza de Israel, que una distribución diferente puede hacer milagros

Ubicada en la ciudad israelí de Hod Hasharon, esta casa antigua y oscura ha cobrado una nueva vida después de la reforma de Maya Sheinberger. Espacios diáfanos y una ventana en el salón que ofrece vistas privilegiadas sobre el olivo del patio.

¿Puede una nueva distribución cambiar el aspecto de una casa hasta el punto de parecer otra? La respuesta es: Sí. Un piso antiguo ubicado en la ciudad israelí de Hod Hasharon vive una segunda juventud después de la reforma de Maya Sheinberger

En la planta baja, destaca un espacio diáfano en el que se desarrollan el salón, el comedor y la cocina como partes de un mismo cosmos. Mientras que, en el piso superior, los hijos de la pareja (3) gozan de una nueva zona de estudio. 

Mención aparte para la terraza, con un suelo mitad granito, mitad césped, y donde encontramos uno de los protagonistas de la vivienda: un robusto olivo que transmite serenidad. 

1 / 12
salon con sofa de color azul abierto hacia el patio exterior

Separaciones delicadas

En la planta baja, se desarrolla una circulación fluida, gracias a la presencia de espacios diáfanos. En vez de los clásicos tabiques, la diseñadora de interiores ha optado por separar las estancias de una forma sutil, mediante butacas, estratégicamente situadas o gracias a la presencia de alfombras. El azul también actúa como elemento unificador; este color tinta, junto al gris, la mayoría de los textiles. 

Comedor exterior patio de una casa moderna con un naranjo

Cenar en la terraza

Una mesa redonda acompañada por cuatro sillas actúa como comedor exterior. El suelo de hormigón contribuye a crear un espacio más esencial. Un lugar sereno, acompañado por el frescor procedente de una vegetación a la que se ha querido dar un gran protagonismo. 

Patio exterior con balancin de color turquesa

Descanso al aire libre

A través de unos ventanales con elegantes marcos negros, accedemos a una de las áreas más atractivas de la casa: la terraza. Decorada en dos partes: una, con un suelo de refinado hormigón y la otra a base de césped, ejemplifica la voluntad de Maya Sheinberger de dar tanta relevancia a los espacios interiores como a los exteriores. El balancín, a la derecha, es el más solicitado a la hora de la siesta. 

Casa con dos alturas duplex salon con sofa de color azul

Nueva distribución

Se cambió la distribución para adaptarla a las necesidades de la familia. En este nuevo esquema, las zonas de relax son muy importantes. Al lado del sofá principal, hay esta chaise longue que invita a a la lectura. 

salon de una casa con sofa de terciopelo negro y mesillas auxiliares

Juego de geometrías

Para dar más dinamismo, se ha sustituido la clásica mesita baja compacta por tres piezas metálicas que permiten la circulación de la luz y del aire. La forma de estas mesitas hace un interesante juego con los cuarterones de las ventanas. 

 

Comedor con dos sillas azules y banco junto a la ventana

El olivo, en el centro del salón

El salón es la zona favorita de la autora de la reforma. Originalmente, aquí había una pared cerrada y decidió abrir una ventana enorme con un banco debajo. Movió el olivo de la entrada a este patio para que la ventana lo enmarcara. Para gozar de estas vistas naturales a todas horas del día, se decidió prescindir de las cortinas. 

Cocina con paredes de granito y muebles de color blanco

Gastronomía esencial

Finas piezas de mármol decoran las paredes de la cocina, que se funden con la pureza de un mobiliario blanco. Una pequeña repisa permite tener algunos de los elementos de la despensa a la vista. La vitrocerámica está en sintonía con la atmósfera que respira toda la estancia. Un pequeño bol exhibe las frutas de temporada. 

Cocina con muebles de color blanco y acabados de color gris

Mucho espacio de almacenamiento

Era importante para los propietarios mantener una casa muy práctica con mucho espacio de almacenamiento y, al mismo tiempo, tener una casa cálida, moderna y actualizada que coincidiera con el carácter de la familia.

Comedor con mesa de cristal y sillas de color negro

Comedor de estilo contemporáneo

Dos líneas de focos iluminan el comedor, presidido por una mesa de cristal con las patas negras, del mismo color que las sillas. La luz natural procedente de un gran ventanal y de una ventana complementaria, llega a todos los rincones, aportando grandes dosis de energía. Las paredes están decoradas con dos cuadros del mismo autor. En la habitación se respira un aire contemporáneo. 

Zona de trabajo con estanterias con libros

Un rincón para el estudio

El estudio de los niños, situado en la primera planta, junto a las escaleras, es un espacio diáfano que promueve la concentración. Cuenta con una biblioteca a base de cubos aleatorios en tres acabados, blanco, negro y roble, que hacen juego con el escritorio. Para la iluminación de esta habitación se ha optado por una línea de focos situados en el techo. 

Dormitorio con escalera para dejar la ropa

¡Felices sueños!

En el dormitorio principal, al lado de una escalera decorativa, se ha ubicado una sencilla mesita de noche de madera con detalles blancos. Bajo la cama, con mullido cabecero de terciopelo, descansa una alfombra gris perla que conecta con el color de las paredes. El suelo de parqué contribuye a crear una atmósfera más cálida. 

Baño con muebles de acabado de madera

Bañado por la luz natural

Los colores suaves y los materiales amables eran una prioridad en el proyecto. Esta filosofía está presente en todos los espacios de la casa, incluso el baño. Con un armario que combina el tono madera natural con el blanco, cuenta con un espejo panorámico que da profundidad al espacio y una celosía que trae la calidez de la luz natural. 

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?