150 m2 pensados para recibir amigos

La joven pareja de propietarios de esta vivienda en Sao Paulo encargó a Studio AG un proyecto pensado para recibir a amigos y este es el resultado. Sed bienvenidos.

1 / 11
Exterior fachada en blanco con grandes aperturas y puerta de acceso abierta

El estudio de arquitectura brasileño Studio AG es el artífice de la reforma de esta vivienda situada en Sao Paulo que se ha abierto por completo para dar respuesta a los deseos de su joven pareja de propietarios.

Estructura de madera en salón con módulo bajo TV suspendido y balda superior, junto a comedor y cocina abierta

Salón, comedor y cocina se integran en un mismo espacio abierto, diáfano y muy luminoso y se estructuran a través de una secuencia de vigas transversales que quedan a la vista.

Salón con sofá crudo y cojines de colores, butaca de madera estilo rústico, taburete y mesita auxiliar de madera, alfombra en crudo

El diseño interior ha querido explorar diferentes texturas como la rafia, el acero, la piedra, la madera y las telas vibrantes, con el fin de contrarrestar la arquitectura minimalista.

Salón con sofá, mesa de centro en negro, puff circular negro y butaca gris

Se han eliminado la mayoría de particiones de la antigua construcción y se ha abierto casi por completo la planta baja para hacerla más social y permitir recibir a gente sin temor a la falta de espacio.

Zona de comedor junto a isla de cocina, módulo suspendido abierto verde, vigas de hierro en gris

La cocina, equipada con isla de trabajo, queda totalmente abierta e integrada en el espacio gracias al empleo de mobiliario en acabado blanco. Junto a la isla se emplaza la zona de comedor, antesala a las escaleras que conducen a la zona de noche.

Mesa de comedor y sillas de madera, mobiliario de cocina en blanco, patio interior con barbacoa

Frente a la dominante cromática en blanco de paredes, suelos y techos, la mesa y las sillas de comedor retro son de madera de roble. De este modo se pone el foco en un área que, si bien integrada con el resto, es clave para sus propietarios al recibir visitar y ejercer de anfitriones.

Cerramiento acristalado abierto junto a cocina abierta y comedor y patio interior

Un cómodo y práctico cerramiento acristalado corredero separa la zona de día con el patio interior de la casa, hecho que permite que el interior se prolongue más allá de sus límites y se disfrute del jardín vertical y de la zona exterior que regala la vivienda.

Patio interior con jardín vertical, banco con tapicería en azul, barbacoa semicubierta, escaleras de madera hacia planta superior

La luz natural incide con fuerza por el patio interior situado entre la zona de barbacoa y la cocina, dando un diseño de continuidad a los espacios exterior e interior.

Estructura desde segunda planta en blanco con vigas y perfilería de hierro en gris, cerramientos en cristal transparente

Las escaleras en voladizo conducen hacia las habitaciones ubicadas en la cubierta superior de la casa. Frente a la construcción original, estas se amplían, incluyendo el pasillo de cristal y los baños.

Dormitorio con estructura de cabecera, mesitas y cama en madera, manta beige sobre cama, cortinas blancas

En el dormitorio principal, la cama presenta un cabecero de roble que integra a su vez las mesillas de noche. Las cortinas de lino filtran la luz natural que incide en ella, generando un ambiente cálido a la estancia.

Estructura vivienda desde patio interior con cubierta

El lavadero, el aseo y la despensa, situados junto al patio interior, están revestidos con roble americano para aportar calidez al conjunto. En el nivel superior y junto al pasillo que conduce a los dormitorios, se abre una terraza con vistas al skyline de la ciudad.

El punto de partida en este proyecto era una vivienda de 150 m2 de superficie y planta segmentada en la localidad brasileña de São Paulo. El objetivo estaba en suprimir las particiones y abrir toda la planta de día para convertirla en un epicentro social en el que su joven pareja de propietarios pudieran libremente ejercer de anfitriones. Ante esta premisa, el estudio de arquitectura local Studio AG ha hecho frente a la reforma comenzando con la instalación de una secuencia de vigas metálicas postdemolición para soportar las viejas paredes, al tiempo que se revelaba el esqueleto original de la casa.

Los propietarios, una pareja de recién casados que disfrutan recibiendo a amigos, buscaban que la casa se integrara plenamente en el entorno y ganara en amplitud. Para ello, la reforma presenta una nueva distribución de planta diáfana donde salón, cocina y comedor comparten un mismo espacio común. Asimismo, se ha creado un patio interior que funciona como fuente luz, a la vez que actúa como una prolongación del interior de la casa gracias a sus cerramientos correderos que se abren de suelo a techo.

En el patio se ha habilitado una barbacoa para comidas informales y se ha decorado el espacio con un jardín vertical que aporta una original y atractiva dosis de naturaleza al conjunto. De vuelta al interior de la vivienda, unas escaleras en voladizo con peldaños de madera de roble conducen a la primera planta de la casa, donde se ubican dos dormitorios con baño y una terraza, ambas zonas conectadas por un pasillo acristalado.

Para garantizar una luz óptima y una buena ventilación, Studio AG ha empleado grandes paneles de vidrio en todo el edificio, con el patio delantero y el patio interior formando un hueco de ventilación transversal, lo que permite un generoso intercambio de aire a través del mismo. Además, frente a la arquitectura minimalista dominante se ha querido explorar con diferentes texturas y materiales, muchos de ellos con aislamiento térmico y acústico. De este modo, entorno a la vivienda se logrado crear un microclima ajeno al bullicioso casco urbano.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?