Una casa que sigue los principios del Midcentury en Los Angeles

El diseñador Jamie Bush, en colaboración con el estudio Dennis Gibbens Architects, convierte una vivienda de mediados del siglo XX en un hogar contemporáneo y abierto.

1 / 12
Salón con disposición circular, cerramientos de cristal, mobiliario contemporáneo con sofás curvos y chimenea revestida de mármol

Situada en el barrio de Trousdale Estates de Beverly Hills, esta casa de mediados de siglo ha sido completamente rediseñada por el diseñador de interiores Jamie Bush, en colaboración con Dennis Gibbens Architects.

Rincón de lectura y trabajo con luminaria suspendida de diseño vanguardista apoyado de focos en techo en blanco, mesa con estructura de acero, asientos a modo de taburetes

En un rincón de la zona de estar se ha habilitado una zona de lectura tranquila donde prima un mobiliario ligero y original, donde se cede el protagonismo a las vistas y a las obras de arte expuestas en las paredes. La presencia de elementos curvos y circulares se convierte en una constante en todo el proyecto.  

Comedor tras paneles de cristal esmerilado, mesa circular y sillas en madera y tapizadas en piel negra

Junto al salón y tras una estructura de láminas de cristal esmerilado se ubica el comedor, presidido por una mesa circular con superficie de mármol blanco y base negra. Esta se acompaña de sillas vintage, de KGBL, y una gran luminaria suspendida con múltiples ramificaciones, de Lindsey Adelman Studio.

Biblioteca revestida de madera, con estanterías hechas a medida, sofa en L en tonos burdeos, mesa de centro en cristal, zona de trabajo con butaca tapizada en piel marrón

Dentro de la vivienda se ha habilitado una biblioteca provista de zona de trabajo. Lejos de la luminosidad y los tonos claros del resto de la casa, aquí impera la calidez de la madera de caoba, que reviste las paredes de la estancia, y el denso juego de texturas y colores que brinda el mobiliario.  

Cocina con amplia isla central con acabado en acero, encimera de mármol, mobiliario en acabado madera, con mesa de comedor circular y sillas en crudo

La cocina, de amplias dimensiones, ocupa un espacio abierto y muy luminoso, con vistas a la terraza y el jardín. La distribición de la estancia se organiza alrededor de la isla de trabajo, con encimera de mármol y mobiliario en tonos claros, que incorpora una zona de office acompañada de taburetes.   

Comedor informal en cocina con mesa circular, sillas en crudo, jarrones sobre mesa en blanco y negro, estantería en negro con televisor integrado

Junto a la zona de cocina se ha habilitado un comedor informal y funcional, equipado con una mesa de cristal con perfilería latón y sillas tapizadas en tonos ocre, de Minotti, que aportan claridad al ambiente. Un frente de madera de roble reviste la pared, habilitando una zona de almacenaje y expositor alrededor del televisor, situado en el centro. 

Dormitorio con alfombra de gran tamaño en tonos grisáceos, butacas grises, chimenea revestida de mármol y cama tapizada en tejido con textura aterciopelada.

El dormitorio principal se extructura en dos zonas, una más de estar, con butacas junto a una chimenea revestida de mármol, y otra de descanso, con cama y  mesitas auxiliares. Todo ello delimitado sobre una gran alfombra circular en tonos blancos y grises, a juego con el mobiliario y la ropa de cama.

Dormitorio con cabercero revestido de piel marrón, papel pintado en pared en tonos grisáceos, butaca de piel marrón, mesita de noche en madera, aplique con acabdos dorados

El resto de dormitorios de la casa apuetan por un paleta cromático de tonos neutros y una rica combinación de materiales a partir de un mobiliario con clara influencia al Mid Century originario de la vivienda.  

Vestidor con mueble central y revestido de armarios en acabado madera oscura, suelo enmoquetado

El vestidor, situado junto al dormitorio principal, se envuelve de una atmósfera íntima y enigmática, gracias al equipamiento en madera oscura y una iluminación que enfatiza la teatralidad del espacio. Un equipamiento hecho a medida en nogal teñido de gris permite la máxima optimización del espacio de almacenaje según las necesidades del propietario. 

 

 

Cuarto de baño con pared en mármol, mueble de lavabo suspendido, cerramientos de ducha en cristal transprarente

Gracias a sus amplios cerramientos acristalados que van de suelo a techo, el cuarto de baño y especialmente la ducha asoman hacia el exterior de la vivienda, a la vez que se preserva la intimidad de la estancia. Una bañera exenta y un largo mueble suspendido en la zona de lavamanos, completan el equipamiento de la estancia.

Terraza exterior con mesa de comedor y zona con porche con poufs y tumbonas tapizadas en color crudo

Una coqueta zona ajardinada rodea la casa, equipada con terraza semicubierta con varias mesas y mobiliario exterior para poder comer o simplemente descansar junto a la piscina, a la vez que se disfruta de las panorámicas de la ciudad que regala el lugar.  

Butacas y reposapiés junto a piscina con bancada curva bajo el porche situado en el extremo de la parcela

La gran piscina, de formas ondulantes, incluye un jacuzzi en la parte central. Además, cuenta con una zona de chill out equipado con un sofá semicircular que se protege bajo un porche también arqueado, pensado para socializar al aire libre mientras se disfruta del buen clima de Los Ángeles.

Situada en lo alto de una zona residencial de Beverly Hills y con excelentes panorámicas de la ciudad de Los Ángeles, esta vivienda bebe de su esencia del mid-century con un aspecto totalmente renovado. La vivienda, originaria de 1962, se había convertido, con el tiempo, en una casa anticuada con algunas adiciones desafortunadas. Es por ello que sus actuales propietarios, tras comprar la propiedad, encargaron al interiorista Jamie Bush un completo rediseño. Bush, con sede en Los Ángeles, ha contado con la colaboración del estudio Dennis Gibbens Architects a la hora de llevar a cabo el proyecto, cuyo objetivo se ha centrado en convertir la vivienda en un enclave abierto, aireado y contemporáneo, adecuado para el entretenimiento y para mostrar la evolutiva colección de fotografía moderna y contemporánea de sus propietarios.

La fachada, simple y curveada, rinde homenaje a las líneas redondas de la arquitectura original. Construida en piedra cruda, durante la noche se ilumina creando un rico efecto de texturas y calidez. Una vez dentro de la vivienda, se ha optado por diseño simple, con detalles singulares que aportan teatralidad al ambiente y carácter al proyecto. La sala de estar, amplia y muy luminosa, se convierte en el epicentro de la vivienda, donde una serie de paneles de cristal separan los diferentes ambientes sin bloquear las vistas que asoman desde la terraza sobre la ciudad.

Piezas de inspiración vintage se combinan con mobiliario de estilo contemporáneo, bajo soluciones estructurales adaptadas al estilo de vida actual. Maderas de roble y caoba, revestimientos de mármol, tapizados ricos en texturas y acabados en cristal y latón se suceden a lo largo de las diferentes estancias de la casa. Todo ello bajo una paleta cromática a base de tonos neutros con especial presencia de azules y grises, colores en sintonía con la terraza que cuenta con una gran piscina de formas ondulantes, un jacuzzi y una amplia zona de estar donde disfrutar y descansar con la ciudad de Los Ángeles como telón de fondo.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?