Una casa que amplía su espacio

Kvalbein Korsøen ha recurrido a las dobles alturas, las transparencias y al juego entre el blanco y la madera para estirar los metros cuadrados

Fotos: Eugeni Pons

1 / 10
AyD-Bergen-EugeniPons-30.

1 / 10

El proyecto del estudio Kvalbein Korsøen mantiene las pautas edilicias del lugar (en cuanto a altura y materiales), pero la volumetría y los colores utilizados proponen una nueva manera de incidir en el tejido urbano.

nueva.

2 / 10

La doble altura se asoma a la zona de la cocina, comunicada a su vez abiertamente con el salón.

AyD-Bergen-EugeniPons-03.

3 / 10

El sofá es un diseño de Knut Sæter de 1960 para Vatne Lenestolfabrikk. Cojín, de Ferm Living. Sobre la mesa de centro, una tetera de Muuto y una taza de cerámica, de Ferm Living, todo en Illums Bollighus.

AyD-Bergen-EugeniPons-17.

4 / 10

Mesa de comedor vintage. Sobre ella, botellas verdes, diseño de Jasper Morrison para Cappellini, adquiridas en TIT. 

AyD-Bergen-EugeniPons-07.

5 / 10

Alfombra de la colección Tres, de Elisa Padrón + Nani Marquina para nanimarquina. Mesa de centro Solapa, de Jon Gasca para Stua. Sobre la mesa, bandeja, de Muuto, en Illums Bollighus.

AyD-Bergen-EugeniPons-12.

6 / 10

La luz, don preciado en esta latitud, aquí entra y circula a lo alto y ancho de la casa. Luz y vistas: una de las premisas del proyecto.

AyD-Bergen-EugeniPons-13.

7 / 10

La visión cenital sobre la cocina y el comedor da una idea de cómo en pocos metros se puede conseguir una gran funcionalidad. En la zona de la cocina, lámparas de suspensión, modelo Caravaggio, de Cecilie Manz para Lightyears.

AyD-Bergen-EugeniPons-25.

8 / 10

En el dormitorio infantil se combinan los muebles vintage, como el escritorio, con piezas hechas a mano, como la silla, realizada por el abuelo paterno; la carretilla, obra de Philip, o la tela en la pared, tejida por la abuela materna.

AyD-Bergen-EugeniPons-20.

9 / 10

El dormitorio de Philip y Eva se ha amueblado con una butaca de Knut Sæter para Vatne Lenestolfabrikk. Ropa de cama, del fabricante Himla; cojines y plaid, de Hay. Todo en Illums Bollighus.

AyD-Bergen-EugeniPons-34.

10 / 10

Los arquitectos Eva Korsøen y Philip Kvalbein Hauge posan frente a la  casa familiar que han diseñado, acompañados de la silla Eames Plastic Armchair RAR, editada por Vitra.

La casa es alta y delgada: un volumen que, más que a los edificios tradicionales del lugar (la ciudad noruega de Bergen, con sus fachadas rojas y sus tejados a dos aguas), nos remite a la arquitectura de miradores y pasarelas de ingenioso diseño moderno que ofrecen las carreteras noruegas, e incluso a las soluciones generadas por las condiciones extremas de la Naturaleza.

En una zona urbana residencial no se trata de condiciones “extremas”, sino de espacios limitados, de estrechas relaciones con el entorno. El proyecto del estudio Kvalbein Korsøen mantiene las pautas de edificabilidad del lugar (en cuanto a altura y materiales), pero la volumetría y los colores proponen una nueva manera de incidir en el tejido urbano.

¿Cómo lograr que un espacio relativamente pequeño –100 metros cuadrados– parezca más grande y resulte cómodo para una familia con un hijo pequeño? Las dobles alturas, las transparencias y la alternancia entre paredes blancas y forradas de madera, el uso variado de la madera de pino en toda la casa (tratada y sin tratar, maciza, contrachapada y pintada) configura un hábitat dinámico y luminoso. La luz, don preciado en esta latitud, aquí entra y circula a lo alto y ancho de la casa. Luz y visión de los árboles desde el interior: una de las premisas del proyecto.

Loading...