Un refugio paradisíaco en la costa de Brasil para los amantes del surf

Brutalismo y sensualidad se funden en un delicado equilibrio en esta vivienda diseñada por Gui Mattos en la playa surfera de Itamambuca.

La playa de Itamambuca es un lugar surfero famoso entre los habitantes de São Paulo, situada no lejos de allí, que pese a todo mantiene su carácter virginal. Para no alterarlo, la pareja propietaria de esta casa pidió a Gui Mattos que el proyecto se integrara en el paisaje arbóreo. En línea con los parámetros del modernismo brasileño, el arquitecto funde brutalismo y sensualidad definiendo la casa a partir de dos plataformas de hormigón para el suelo y el techo. Entre ellas, despliega espacios abiertos al entorno, reservando el área privada a una grácil estructura de madera prefabricada en la parte superior de la losa de hormigón.

1 / 10
Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

La apertura total al exterior garantiza una refrescante ventilación cruzada.

Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

El área privada se dispone en la parte superior de la losa de hormigón. Se trata de una simple y grácil estructura de madera prefabricada que se tapa en celosía para ver sin ser visto.

Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

La planta baja se eleva ligeramente sobre el suelo, de forma que su contorno funciona como un banco corrido en el que sentarse para contemplar el entorno.

Noticia relacionada
La casa flotante

Casas

La casa flotante

Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

El proyecto destaca por su sensibilidad para integrarse en la vegetación y alterar lo mínimo el entorno natural.

Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

El espacio de día se ha concebido como una zona diáfana y sin límites, casi como una inmensa terraza a cubierto.

Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

La cocina, alineada a lo largo de una de las fachadas laterales, añade una nota de color con el mobiliario lacado de amarillo.

Casa Itamambuca

Para acentuar la sensación de amplitud y apertura, las piezas de mobiliario que actúan como elementos divisores del espacio no llegan al techo.

Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

Grandes correderas de cristal crean una relación fluida entre el interior y el exterior. Desde el salón se tiene la sensación de estar más bien fuera que dentro.

Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

El acceso a la planta superior se ha solventado con una escalera metálica de peldaños sin contrahuella que subraya la sensación de ligereza que transmite toda la casa.

Casa Itamabuca. Casa Itamambuca

El área privada del nivel superior goza de una amplia terraza revestida con madera.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?