Esta casa de película es el perfecto refugio de invierno a orillas del Atlántico

Bajo un enfoque aparentemente minimalista, lleno de detalles de calidad y funcionalidad, Rick Joy Studio proyecta esta acogedora y singular casa de campo donde el tiempo parece detenerse.

1 / 20
Detalle estructura de vivienda en piedra, madera y cristal

La casa, diseñada para una pareja en sus años de retiro, tiene un marcado valor funcional. Desde el generoso vestíbulo de entrada hasta los amplios pasillos y los portales,  está diseñado para permitir que una silla de ruedas pueda maniobrar con facilidad.

Detalle de fachada en piedra con ladrillo de pizarra, vistas al lago

El techo de pizarra se inclina hacia el agua, casi como si su forma hubiera sido creada por una fuerte ráfaga de viento. Su perfil escarpado, además, ayuda a que fácilmente se desprenda nieve y lluvia durante el invierno y épocas de precipitaciones. 

Escaleras a juego con fachada alistonada de piedra

Los escalones que conducen hasta la orilla de la bahía desde el interior de la casa se abren paso a través de la masa de granito que reviste la fachada.

Salón de gran altura con cerramientos acristalados hacia lago, mobiliario de tonos crudos y en madera

En el interior, una chimenea de mucha altura, realizada en la misma piedra que el exterior del edificio, se alza desde la sala de estar y conduce la mirada hacia el techo.

Focos y lumiarias suspendidas hacia mesa de comedor y pared de madera, zona de paso hacia salón

Corriendo como vasos sanguíneos por toda la casa, largos corredores conectan los espacios interiores y culminan en un área que actúa como enlace con el exterior,

Revestimiento de piedra y madera, cerramiento acristalado, mesa de comedor con luminarias suspendidas a gran altura, banco y sillas de madera

La calidez de la madera se une a los suaves asientos, tapizados en tonos cremosos y acompañados de mullidos cojines de color naranja, en un interior suavemente acogedor.

Comedor junto a cocina, con aperturas hacia paisaje exterior a lago

Largas filas de ventanas a la altura de las puertas permiten unas vistas privilegiadas del Atlántico a lo largo de todo el perímetro de la casa, especialmente en la zona de día. 

Cocina en isla con mobiliario de madera, encimera de mármol, revestimiento de madera

En el interior abunda el abeto Douglas, tanto en forma de largos tablones que recubren las superficies de los espacios centrales como de pesadas maderas que enmarcan el techo.

 

Mesa de comedor de gran longitud, en madera, banco corrido y sillas de madera y cojines en tonos neutros, isla de trabajo

Los espacios principales de la sala de estar, así como el comedor y la cocina, se disponen frente al agua, con vidrios deslizantes que se abren hacia un patio.

Detalle de cubierta de vivienda en madera, piedra y cristal

La aparente sencillez de la casa continúa en el interior donde todo el espacio central y social converge en una gran y espectacular chimenea de más de siete metros de altura.

Zona de paso hacia dormitorios con aperturas hacia exterior

Las ventanas, resistentes a huracanes, miran a través de la bahía e introducen parte del paisaje exterior al interior de la vivienda. 

Lateral fachada con tejado iluminado por luz nautral

Sobre el volumen de piedra de la casa se dispone un techo de tejas de pizarra, diseñado sin ningún tipo de patrón, de apariencia ligera cuando se inclina hacia el agua y brillantemente iluminado por la luz del sol. 

Vista exterior vivienda junto a lago con árboles y kayaks

Orientada por completo alrededor de una bahía situada en Nueva Inglaterra, esta casa mantiene un cuidado equilibrio entre una arquitectura robusta y una estética liviana.

Detalle de fachada con cerramiento acristalado hacia zona terraza cubierta

Junto al interior de la casa, equipado con tres dormitorios y una amplia zona de día, otro porche cerrado añade espacio exterior adicional que asoma hacia la bahía.

Frente de la casa con hueco para zona de aparcamiento, revestido de madera

Un cobertizo forrado de madera de cedro se encuentra en el lado opuesto al muelle y se emplea como enclave donde dejar el vehículo.

Fachada con varias aperturas hacia el exterior, piedra gris y cubierta en tonos grises y marrones

Alejada de la ciudad, este vivienda a base de granito y madera, se ha proyectado por parte de Studio Rick Joy como un singular refugio en plena naturaleza, en la costa norte de Estados Unidos.

Fachada con cerramientos acristalados y perfilería de madera

La casa está construida con un sólido exterior de granito blanco y rematado por un dramático techo que le da un gran peso al edificio y que contrasta con el entorno, de carácter arenoso. 

Vista al anochecer con camino asfaltada junto a zona natural

El volumen estoico de la casa está salpicado por una serie de ventanas empotradas de proporciones y profundidades mixtas, que parecen casi talladas en la piedra.

Detalle cubierta vivienda con chimenea

La cubierta, revestida de tejas de pizarra, hace referencia a la arquitectura vernácula de Nueva Inglaterra, y está rematada por dos pozos de luz cuadrados.

Vista al anochecer junto al lago con iluminación interior de vivienda abierta

Situada a escasos 50 metros del agua y orientada alrededor de la vista de la bahía curvilínea, la vivienda de una sola planta se abre bajo una cubierta de forma trapezoidal que le confiere una geometría imponente.

Junto a un lago y frente a una bahía en forma de medialuna en el estado de Nueva Inglaterra (EE.UU.) es donde el estudio de arquitectura de Rick Joy, con sede en Tucson, ha proyectado uno de sus últimos trabajos. Se trata de una casa de campo de una sola planta, diseñada para una pareja ya retirada, que busca la máxima funcionalidad a partir de un diseño tan espectacular y contundente que resulta a la vez sereno y liviano. El granito blanco empleado en la fachada se remata con una cubierta maciza de forma trapezoidal, a base de tejas de pizarra, cuya disposición está diseñada para no seguir ningún patrón. Una vez dentro, previo paso por el cobertizo cubierto de cedro habilitado para poder estacionar el vehículo, el interior de la vivienda, sigue la estela dejada en el porche y se reviste de madera, tanto en suelos y paredes como en los altos techos que presiden la zona más pública de la casa. Una espectacular chimenea de más de siete metros de altura, y cubierta de la misma piedra que el exterior del edificio, actúa como columna vertebral del espacio. Así, la sala de estar queda a un lado de la chimenea, mientras que el comedor y la cocina están situados en el otro, provistos de un gran frente acristalado que se abre al paisaje exterior y deja entrar la luz natural así como las vistas al paisaje exterior.

En comparación con la grandeza y la apertura de los espacios más públicos, la parte más privada de la casa, compuesta de tres dormitorios, baños y un gimnasio, se concibe como un refugio. Las habitaciones están dispuestas alrededor de un pasillo central que actúa como galería donde se exhiben algunas de las obras de fotografía y arte de sus propietarios.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?