Querrás pasar tus vacaciones en este bloque de hormigón

Patio House, del estudio sueco OOAK, se aferra al litoral de una isla griega para hacer frente al viento y brindar el máximo confort

1 / 10
Casa Patio, por OOAK Architects.

Un hueco abierto a través del edificio conecta la casa con una gran terraza al aire libre en la meseta más baja del sitio.

Casa Patio, por OOAK Architects.

En lugar de intentar imitar el paisaje, la casa se coloca suavemente en el sitio como un objeto, dejando el paisaje circundante tan intacto como sea posible.

Casa Patio, por OOAK Architects.

El programa principal se organiza en un solo nivel en torno a un patio interior.

Casa Patio, por OOAK Architects.

El comedor del porche se ha amueblado con las sillas Palissade, de los Bouroullec para HAY.

Casa Patio, por OOAK Architects.

El interior hace claras referencias a la arquitectura tradicional de Karpathia, combinada con muebles escandinavos y una amplia gama de materiales.

Casa Patio, por OOAK Architects.

La estructura del edificio es de hormigón armado in situ. La parte en voladizo consiste en vigas Vierendeel.

Casa Patio, por OOAK Architects.

En el salón, a la derecha, un clásico del diseño contemporáneo: la Spanish Chair de Børge Mogensen, que edita Fredericia.

Casa Patio, por OOAK Architects.

La mesilla auxiliar del salón es la DLM, de Thomas Bentzen para HAY. Al fondo, en el rincón, la lámpara Cesta, de Miguel Milá para Santa & Cole.

Casa Patio, por OOAK Architects.

Una pila de piedra sobre un podio revestido con cerámica blanca y azul evoca de forma estilizada el imaginario mediterráneo.

Casa Patio, por OOAK Architects.

El paisaje y la construcción se perciben como dos elementos distintos que juntos crean una nueva entidad.

Karpathos es una isla griega en el mar Egeo azotada en verano por un fuerte viento y eso es precisamente lo que venían buscando sus propietarios, residentes en París y muy aficionados al windsurf, pero combinar confort y un clima desapacible no es fácil solución por mucho que encontraran allí su particular paraíso de vacaciones. Así, la vivienda no podía resultar ligera, tenía que verse fuerte y lo cierto es que la que han diseñado para ellos el estudio sueco OOAK se aferra a las rocas como una lapa. No obstante, emite a su vez cierto aire de liviandad y consigue camuflarse en el entorno aunque sin llegar a perder su identidad. Tampoco pierde de vista a quienes practican vela en una playa vecina.

Es un volumen gris de hormigón reforzado con una textura de tablero y techo de grava, que alza sobre un territorio casi desnudo y se estructura en torno a un patio, conectándose así con la tradición mediterránea. El edificio se adapta en su diseño a dos niveles naturales: uno superior, en el que se concentra la vida doméstica, y uno inferior para disfrutar de la vida al aire libre protegidos del viento, bajo una gran pérgola bien equipada. Al entrar en la casa nos encontramos un perímetro regular definido por pequeñas ventanas y el gran patio, desde donde se accede apartamento de los propietarios y a la parte superior, destinada a invitados.

Noticia relacionada
En tierra mítica

Casas

En tierra mítica

En el patio se alternan áreas cubiertas y descubiertas, pavimentadas y sin pavimentar, mientras que desde una esquina se desciende por unos escalones hasta la gran terraza al aire libre. En el luminoso interior se combinan referencias a la arquitectura tradicional de Karpathos con muebles escandinavos. Las ventanas están diseñadas para enmarcar las vistas, al igual que los grandes huecos de hormigón del comedor exterior de la planta superior.

Más Sobre...
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?