Un palacete moderno con vistas al lago di Como

Una villa italiana construida en 1909 revive su esplendor gracias al proyecto de Studio Daminato, que ha modificado su distribución y restaurado los frescos con mimo.

1 / 14
Albano Daminato 13

El sofá, la mesa de centro y la alfombra son diseños de Studio Daminato. Lámpara de papel japonesa realizada a mano en Kyoto.

Albano Daminato 2

Las impresionantes vistas del lago de Como presiden esta acogedora terraza amueblada con la daybed Pure, de Andrei Munteanu para Tribù, y las mesillas auxiliares Riva, de Jasper Morrison, y el sillón Basket, de Nanna y Jørgen Ditzel; ambos diseños, de Kettal.

Albano Daminato 8

El piano Steinway atrapa la mirada en este salón con un sofá diseñado por Studio Daminato, tapizado con lino italiano, como el resto de asientos. En el rincón, junto a la ventana, la butaca Doralice, de Flexform. De espaldas, la butaca con otomana Womb, de Eero Saarinen, editada por Knoll. Frente a ella, una butaca vintage, de Otto Faerge. La mesa de centro es otra pieza danesa vintage, de Hvidt &

Albano Daminato 9

El nuevo pabellón que da servicio a la piscina se ha realizado con cemento para dialogar con el acabado de la casa original. En la terraza, mobiliario de exterior de la colección Park Life diseñada por Jasper Morrison para Kettal. La piscina infinity se ha revestido con teselas de color verde, gris y plata que provienen de Indonesia

Albano Daminato 5

La cocina tiene una personalidad muy marcada, a lo que contribuye el terrazo del suelo que se repite en las encimeras del mobiliario integral y de la isla. Studio Daminato ha diseñado el banco esquinero que da servicio como asiento, realizado con piel Edelman de color tabaco. Sillas Mogensen, diseño de Børge Mogensen para Fredericia.

Albano Daminato 4

En la cocina, las encimeras son de terrazo hecho a medida. Los armarios también son un diseño a medida acabado con roble ahumado. Taburetes Perch, de Nikari. Las luminarias del techo son las DOT R, de Davide Groppi. Aplique mural, de Viabizzuno.

Albano Daminato 7

Lámpara de pie AM2, de Franco Albini para Nemo. La mesa cilíndrica, de bronce, es un diseño de Studio Daminato, mientras que la mesa rectangular es una pieza vintage de diseño danés. El sofá modular es de Verzelloni. Parte de las paredes están revestidas con lino.

Albano Daminato 12

En la última planta, la mesa de estudio es un diseño de Albano Daminato hecho a medida con madera de roble. Sobre la mesa, una lámpara realizada con papel japonés y madera adquirida en Kioto, al igual que el aplique que se encuentra en la pared panelada de madera. Silla CH20 Elbow. El banco que forma una U se ha construido con piedra natural. En la pared

Albano Daminato 14

El escritorio y el mueble de librería con cajones son un diseño de Studio Daminato, realizado a medida con madera de roble ahumado, al igual que el resto del mobiliario en otras estancias de la casa. El sillón, de espaldas, es el modelo Crono, de Antonio Citterio para Maxalto/B&B Italia. El suelo es de terrazo, un diseño de Studio Daminato. Silla CH20 Elbow, de Hans J. Wegner para Carl Hansen & Sø

Albano Daminato 11

En el pabellón de verano se ha creado un espacio con cocina con isla, estar y chimenea. Las paredes se han panelado con madera de roble claro. Los suelos y la encimera de la barra son de piedra italiana. Los taburetes son los Campanino 900, de madera de haya y fibra natural, de la firma Fratelli Levaggi. El sofá amarillo se ha tapizado con lino de Decortex Firenze. El otro sofá es de Verzelloni It

Albano Daminato 1

Arriba, en el baño de la suite principal el mármol cobra protagonismo al revestir paredes, suelos y mobiliario. La bañera exenta es de la marca Kaldewei. Las griferías del lavamanos están personalizadas por Dornbracht. El taburete es de la serie Tulip, de Eero Sarinen para Knoll. En el espejo, lámpara GloBall, de Jasper Morrison para Flos.

Albano Daminato 6

Lámpara diseñada por Studio Daminato y mesita auxiliar, de Danese Milano.

Albano Daminato 3

El dormitorio situado en la última planta goza de un techo con frescos pintados que se han reparado y nos trasladan al origen de la casa. Las escaleras que conducen a la terraza son un diseño de Studio Daminato, realizadas con madera de maple, y están pensadas para funcionar como mesilla de noche. Sobre esta pieza, el aplique Flo, diseñado por Foster + Partners para Lumina. El jarrón de madera mac

Albano Daminato 10

El impresionante paisaje de los Alpes italianos, en la Lombardía, es el escenario natural al que se asoma esta casa. Desde la piscina desbordante los bañistas parecen sumergirse en las aguas del lago de Como, que recorre el valle entre altas montañas.

Cómo recuperar la elegancia perdida de la Villa Peduzzi: esta es la cuestión. Encaramada en lo alto de una colina boscosa, con vistas soberbias sobre el lago de Como, en el norte de Italia, y las montañas circundantes, la mansión fue construida en 1909, habitada esplendorosamente en épocas doradas, luego abandonada, en parte recuperada y finalmente rescatada por sus actuales dueños, quienes la entregaron a Studio Daminato para que renovara su elegancia.

El abordaje del proyecto comenzó por el registro de los elementos históricos y por una reorganización de los planos de planta en cuatro niveles. Los espaciosos baños revestidos de mármol se han conectado cuidadosamente con los nueve dormitorios de invitados. Para restablecer los acabados interiores, como el terrazo y los frescos pintados, se han esmerado artesanos especializados. Esos sinuosos diseños del techo de estilo Liberty (o modernista) en tonalidades pastel, con motivos de la naturaleza característicos de numerosas villas del norte de Italia, han sido meticulosamente restaurados, y sus colores han inspirado la nueva paleta del interiorismo. Una gama que parece elaborada por Giorgio Morandi, según comentan los autores del proyecto.

Un pabellón de verano y una piscina rasante son protagonistas recién incorporados a la villa. En los atardeceres de verano, antes de la cena al aire libre, y en invierno, sobre todo cuando nieva, suele sonar el piano en el salón. La Villa Paduzzi tiene su propia embarcación amarrada en el lago, lista para llevar a los visitantes a recorrer los pueblos vecinos. La nueva elegancia es genuina: ha cambiado la villa de manera natural, madurada con mansedumbre en madera, mármoles, tapicería, cielos pintados...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?