Esta casa trata al océano de tú a tú

El estudio Malcolm Davis Architecture firma una residencia en California, frente al Pacífico, que está formada por dos alas de madera conectadas por un porche de acero.

1 / 7
casa-de-diseno-en-California-de-madera-con-porche-de-acero

El diseño de la vivienda ha respetado la inclinación natural del terreno, para que el impacto medioambiental sea menor.

casa-con-volumenes-de-madera-en-California

La casa consta de dos alas: una alberga las salas de estar y la otra las habitaciones. En ambas, los grandes ventanales ofrecen vistas al Pacífico.

casa-de-diseno-en-California

Un volumen de acero cubre la entrada y conecta las dos partes, ambas revestidas de madera de cedro.

ventanales-en-la-casa-de-diseno-de-California-frente-al-oceano-pacifico

Las ventanas están estratégicamente ubicadas para capturar todo el ciclo solar y mantener la casa a una temperatura agradable.

sala-de-estar-con-muebles-amarillos-en-casa-de-diseno-en-California

La iluminación incrustada en la pared añade un toque industrial a la sala de estar, amplia y luminosa.

cocina-de-casa-de-diseno-en-California

La cocina se encuentra a pocos pasos del salón principal y cuenta con mobiliario vertical realizado en madera de abeto.

dormitorio-con-vistas-en-casa-con-piscina-en-California

Un rincón con encanto en el dormitorio principal para disfrutar de las impresionantes vistas al océano.

Las residencias del norte de California de Malcolm Davis Architecture esculpen intuitivamente la luz mientras evocan su entorno natural. El estudio es conocido por su compromiso con la arquitectura innovadora y sostenible que realiza siempre en entornos privilegiados. Inspirada en la belleza de las costas y los valles del norte de California, la obra de MDA entremezcla el juego de luz natural con reflexivas conexiones interiores y exteriores.

Para esta casa en The Sea Ranch (zona conocida por su alto valor arquitectónico), MDA ha creado una solución moderna y aerodinámica. Los casi 200 m2 de la casa están distribuidos a lo largo de una serie de estructuras yuxtapuestas que están conectadas por una entrada llena de luz. A simple vista, cada volumen recuerda las estructuras vernáculas, muy parecidas a los clásicos graneros, que se encuentran en esta icónica localidad de California. Al mismo tiempo, el proyecto da un giro completamente moderno que hace que estas figuras aparezcan como elementos completamente nuevos.

La madera es el gran material protagonista en las estancias principales como la sala de estar o la cocina. En la sala, cubre la pared central desde el suelo hasta el techo, con un espacio reservado una serie de estanterías para libros y objetos decorativos. En el centro, se ha situado una pieza artística con colores que recuerdan a los del entorno. Tanto el salón como el dormitorio principal gozan de grandes ventanales a través de los cuales se puede disfrutar del espectáculo: el océano Atlántico en primer plano.

La carpintería y el acero de la vivienda coinciden con los tonos del terreno natural, siguiendo un objetivo de desarrollo establecido a mediados del siglo XX que dictaba que las casas de esta zona debían construirse con un impacto mínimo para el medio ambiente. También están en la misma línea los niveles de piso dividido, que siguen suavemente la topografía empinada del lugar.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?