Modernidad y mitología se funden en esta moderna casa de hormigón en la costa griega

Ubicada en la costa de la isla de Corfú, la construcción proyectada por el estudio Krak emerge en el paisaje luminoso con la potencia de su geometría simple y su materialidad áspera.

1 / 5
Casa Odyssa en la isla de corfú grecia

En el mundo de leyendas y de bellezas naturales de Corfú (una de las Islas Jónicas), un proyecto de arquitectura modélico del estudio Krak

Casa Odyssa en la isla de corfú grecia.jpg 6

Dicen que aquí buscó refugio Odiseo, antes de regresar a Ítaca. Los autores del proyecto (Krak Arquitectos) esperan que la Casa Odyssia sea una 'Itaca' donde reposar de la vida urbana en su piscina y sus terrazas

Casa Odyssa en la isla de corfú grecia.jpg 2

Por la claraboya esférica, abierta en la cubierta lisa, penetran raudales de luz en los interiores, mientras desde las terrazas y la piscina puede contemplarse el soberbio panorama verde y azul del Mar Jónico y sus orillas.

Casa Odyssa en la isla de corfú grecia.jpg 3

La composición a base de bloques de hormigón, con grandes aberturas intermedias, permite el disfrute de escenarios distintos, fragmentos fascinantes de una visión quebrada y unida por la coherencia arquitectónica .

Casa Odyssa en la isla de corfú grecia.jpg 4

En el interior, una visión enigmática de la casa, confirmando la aspiración de Konstantinos Stathopoulos (director del estudio), cuando señala que el raciocinio y la imaginación forman parte de la génesis de una vivienda, y también de su disfrute.

La llaman Casa Odyssia, porque Odiseo, navegando por el mar Jónico, al parecer recaló en Corfú, antes de arribar a su hogar en Ítaca, y quizá así fue. En todo caso, esta isla pertenece tanto a la leyenda como a la realidad del ocio contemporáneo, y por eso sus autores esperan que sea refugio para anónimos odiseos hartos de la vida urbana. Proyectada por Krak Arquitectos, la casa se asienta en un paisaje verde, a 250 m de altitud. Ha encontrado espacio entre árboles y rocas, y emerge del suelo buscando una posición y una orientación ideales. Emerge, toda de hormigón, alrededor de un pilar central, y gira hacia el sudeste, abriéndose al horizonte.

Fabricado en el lugar, el hormigón en bruto crea espacios, límites y vistas, entre los olivos y las piedras, en una lógica de movimientos sin fin. Las geometrías simples, la materialidad áspera y pura del hormigón son elementos que aportan una gran potencia visual, una existencia arquitectónica contundente y a la vez sobria, respetuosa y versátil en su asimilación y entrega al paisaje. Con grandes aberturas, áreas que funcionan como terrazas casi exteriores. Una claraboya esférica inunda de luz natural la sala de estar, proyectando atractivos claroscuros sobre suelos y paredes. Sus autores aspiran a que la casa salte imaginariamente desde Corfú hasta la isla adonde se dirigía Odiseo, para que se comporte, para sus habitantes, como una 'Ítaca' feliz: "Solo entonces, los bloques de hormigón se transformarán en una vivienda con cualidades espaciales de racionalidad y sueño", dice Konstantinos Stathopoulos, del estudio Krak.

Vista desde fuera, desde todos sus lados y desde arriba, lo cierto es que –se la mire por donde se la mire- la arquitectura es perfecta: una composición geométrica elaborada con unos pocos bloques gruesos, horizontales y verticales, y con aberturas, con entradas techadas hacia el interior y con salidas en forma de terrazas y piscina hacia el exterior, con perfiles quebrados y una cubierta lisa con una esfera vacía por donde penetra la luz a chorros.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?