Una casa en forma de granero abierta a la naturaleza

La arquitecta Lisa Rorich proyecta esta vivienda inspirada en un granero y abierta al paisaje natural circundante, equipada con una fusión perfecta entre piezas clásicas y actuales

1 / 10
Butacas de fibra, sofá color crudo, cojines motivos geométricos, cocina abierta en isla y comedor con taburestes bajos blancos . Para asegurar que las vistas sean la atracción principal del lugar, se ha mantenido la decoración simple, especialmente en la zona de día, un espacio diáfano en el que se dan cabida el salón, el comedor y la cocina.

Para asegurar que las vistas sean la atracción principal del lugar, se ha mantenido la decoración simple, especialmente en la zona de día, un espacio diáfano en el que se dan cabida el salón, el comedor y la cocina.

Isla con zona office con taburetes marrones y pies tubulares, lamparas suspendidas, sofá en crudo, butacas fibra, macentas sobre encimera. Proyectada para ser el centro dinamizador del espacio diurno, la cocina cuenta con isla de trabajo y zona de office, ocupando gran parte de la estructura de la vivienda inspirada en un granero.

Proyectada para ser el centro dinamizador del espacio diurno, la cocina cuenta con isla de trabajo y zona de office, ocupando gran parte de la estructura de la vivienda inspirada en un granero.

Zona con cesped junto a salón, tarima de madera terraza, cerramiento acristalado, exterior de listones de madera. Las grandes ventanas y puertas correderas desdibujan los límites entre el interior y el exterior, permitiendo que la naturaleza entre dentro de la vivienda y se convierte en parte del proyecto.

Las grandes ventanas y puertas correderas desdibujan los límites entre el interior y el exterior, permitiendo que la naturaleza entre dentro de la vivienda y se convierte en parte del proyecto.

Jardín interior vivienda, cerramiento cristal, butacas madera y tapizadas en blanco y vigas de hierro. . La vivienda está equipada con piezas que tienen un gran valor sentimental para los propietarios. Ese es el caso de dos mecedoras situadas en el salón, que pertenecían a los padres del propietario, y las plantas, consideradas "unas de posesiones más preciadas".

La vivienda está equipada con piezas que tienen un gran valor sentimental para los propietarios. Ese es el caso de dos mecedoras situadas en el salón, que pertenecían a los padres del propietario, y las plantas, consideradas "unas de posesiones más preciadas".

Dormitorio con cabecera de madera, vestidor abierto, techo a dos aguas. El cabecero de madera al natural no solo es una característica atractiva en el dormitorio principal, sino que también sirve para delimitar la zona de vestidor y proporcionar apoyo para los puntos de enchufe.

El cabecero de madera al natural no solo es una característica atractiva en el dormitorio principal, sino que también sirve para delimitar la zona de vestidor y proporcionar apoyo para los puntos de enchufe.

Pie de cama dormitorio, alfombra estampado zebra, mueble cajones madera, cerramiento acristalado, marcos negros, terraza tarima madera. Las panorámicas vistas del entorno se convierten en el mejor telón de fondo del dormitorio principal cuyo minimalismo contemporáneo se ve salpicado de piezas retro como la cómoda de madera, regalo de un amigo.

Las panorámicas vistas del entorno se convierten en el mejor telón de fondo del dormitorio principal cuyo minimalismo contemporáneo se ve salpicado de piezas retro como la cómoda de madera, regalo de un amigo.

Apertura lateral al exterior del dormitorio, fachada con listones de madera, cactus junto a la casa, escalera y mesita auxiliar de madera.. La apertura lateral del dormitorio de invitados al jardín, favorece la conexión con el exterior. La madera de la fachada está tratada con la técnica japonesa 'shou sugi ban', y que consiste en carbonizarla para una mejor preservación.

La apertura lateral del dormitorio de invitados al jardín, favorece la conexión con el exterior. La madera de la fachada está tratada con la técnica japonesa 'shou sugi ban', y que consiste en carbonizarla para una mejor preservación.

Pasillo en blanco, puertas con tiradores en forma de cuerno. La simplicidad y frescura de este proyecto, obra de la arquitecta Lisa Rorich, se aprecia en las propias zonas de paso. Aquí, los tradicionales tiradores se sustituyen por cuernos pintados acordes a la pureza dominante del blanco.

La simplicidad y frescura de este proyecto, obra de la arquitecta Lisa Rorich, se aprecia en las propias zonas de paso. Aquí, los tradicionales tiradores se sustituyen por cuernos pintados acordes a la pureza dominante del blanco.

Bañera exenta, vintage, con grifería encastrada en pared, suelo hormigón, alfombra motivos étincos, plantas en taburete y bañera. El momento baño se concibe como una experiencia serena y rodeada de vegetación, en una estancia predominantemente blanca donde piezas antiguas y modernas conjuntan con acierto entre plantas y flores de un intenso verde follaje.

El momento baño se concibe como una experiencia serena y rodeada de vegetación, en una estancia predominantemente blanca donde piezas antiguas y modernas conjuntan con acierto entre plantas y flores de un intenso verde follaje.

Bañera exenta, ducha exterior rodeada de listones de madera, lavamanos exento sobre estructura abierta de madera, espejos vintage, suelo de hormigón. Los baños están equipados con lavabos diseñados por los propietarios de la vivienda y realizados por un carpintero local a partir de madera de primera calidad. En este caso, se acompaña de bañera exenta recuperada, y grifería y espejos de estética 'vintage'.

Los baños están equipados con lavabos diseñados por los propietarios de la vivienda y realizados por un carpintero local a partir de madera de primera calidad. En este caso, se ac

Es poco habitual oír hablar de un establo como inspiración para diseñar una casa. Sin embargo, este fue el punto de partida de este proyecto de vivienda llevado a cabo por la arquitecta Lisa Rorich en la costa norte de KwaZulu-Natal, en Sudáfrica. Hasta allí se han mudado, procedentes de Ciudad del Cabo, la pareja de propietarios junto a su hija de 18 meses y sus dos perros en busca de más espacio y un mayor contacto con la naturaleza. . Y lo han hecho tras decidir comprar una parcela a pocos minutos a pie de la playa y construir la casa de sus sueños con una clara premisa: proyectar una casa que dejara entrar completamente el exterior para que, en cualquier rincón de la casa, se tuviera una fuerte sensación de vivir al aire libre en plena libertad.

La atracción que tenían los propietarios con los graneros, hizo que pronto se decantaran por una fachada de madera. Más aún cuando la arquitecta responsable del proyecto, Lisa Rorich, les mostró la técnica japonesa shou sugi ban, basada en carbonizar la madera de cedro japonés (Cryptomeria japonica) para preservarlo, dándole un interesante acabado texturizado. Para el proyecto se apostó por el empleo de materiales y productores locales. Tal es el caso de la madera de cedro procedente de un productor local, como de las piezas de madera diseñadas por los propios dueños y elaboradas por un carpintero de la zona. Ese es el caso de los muebles del baño o el vestidor del dormitorio principal, todos ellos de madera y apostando por estructuras abiertas, prácticas y de formas simples.

La fachada, si bien es de madera, cuenta con amplias aperturas a modo de ventanas y cerramientos correderos de cristal que mantienen la naturaleza circundante visible en todo momento. La zona de día se concentra en un espacio diáfano y de gran altura, provisto de varias aperturas laterales que colman de luz natural el lugar a la vez que invitan a interactuar con el exterior. Aquí comedor, cocina y salón apuestan por un equipamiento cómodo y sencillo, muy en línea con las necesidades de sus propietarios que, tras mudarse en numerosas ocasiones, han reducido sus posesiones y han mantenido solo aquello con un trasfondo sentimental. El resultado es una mezcla ecléctica de arte, muebles nuevos y antiguos, y vegetación que le otorga al conjunto un estilo muy personal. La zona de noche sigue la misma estela. El dormitorio principal está presidido por un cabecero de madera natural que delimita la zona de vestidor a la vez que aporta el espacio necesario para alojar las tomas de corriente. El hecho de dejar los armarios abiertos confiere a la habitación un aire minimalista, acentuado por la ropa de cama blanca y las sencillas mesas auxiliares. Los baños, por su parte, apuestan por una mezcla de piezas vintage y diseños vanguardista entre rica vegetación que aboga por lo natural. Y así este proyecto, una vivienda que se presta a vivir al aire libre en plena naturaleza.

Más Sobre
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?