Una moderna casa rodeada del paisaje rural de Formentera

Marià Castelló es el autor de esta casa llamada Es Pou y situada en Formentera, fragmentada en tres volúmenes blancos acordes con el paisaje

"Es Pou de Can Marianet Barber" es un topónimo histórico del interior de la isla de Formentera. Rodeada de actividad agrícola y de una trama de muros centenarios de piedra seca, la casa se ha situado en una parcela rural orientada al sur y protegida del sol de poniente por una masa de vegetación. El proyecto de Marià Castelló se fragmenta en tres volúmenes, que ordenan espacios  y funciones a la vez que proponen proporciones acordes a la escala del paisaje. De sur a norte, el primer cuerpo brinda un porche que ampara del rotundo sol de la isla en verano; el segundo se ha destinado a la función social y el tercero dispone de dos dormitorios.

Franjas transversales separan los volúmenes y benefician los interiores con rachas de agradables brisas y con luz natural, además de facilitar las conexiones. Un aljibe, ubicado delante de la vivienda, abastece de agua y, en los meses más fríos del invierno, los propietarios le encuentran la grata función de solárium. Desde el interior y desde el porche, el ojo descubre profundas perspectivas hacia los campos de trigo y de avena, hacia el color quemado de la tierra y el verde de los almendros y las higueras. Pero el paisaje –he aquí la gema del proyecto-  está allí fuera pero también dentro, en los espacios de la casa. La luz, el color y la materia naturales se adueñan de los interiores a través de la cerámica y de la madera. Y el calor de la tierra llega al techo de bovedillas de tipo mallorquín y a los pavimentos de baldosas de terracota prensada.

1 / 20
Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello fachada encalada

En medio del campo, como una casa mallorquina más, pero con dos ventanas verticales en la pared encalada.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello exterior con 3 voumenes

El proyecto se fragmenta en tres volúmenes, que ordenan espacios y funciones, separados por franjas transversales.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello exterior de noche

El primer volumen de la casa tiene un lado completamente abierto al paisaje y alberga el porche, que refulge en la noche de la isla.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello vista desde el camino de piedra

Detrás del muro de piedra, desde el camino, entre los árboles, la casa muestra una sola de sus caras blancas.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello exterior de día

Las fachadas cerradas de los volúmenes protegen del sol y el solárium, rodeado de árboles, recibe su vitamina de pleno.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello porche

Las franjas transversales que separan los tres volúmenes ventilan e iluminan los interiores y la celosía cerámica tamiza, a un lado, el paso de la luz.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello porche encendido al atardecer

La luz crepuscular tarda en desaparecer y se mezcla suavemente con la exquisita iluminación interior diseñada por Marià Castelló.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello porche de color blanco

Canto rodado en espacio que separa el volumen del porche, y muros de piedra seca centenarios, al fondo.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello salon con volta catalana

En el salón, la butaca diseñada por Josep Torres Clavé en 1934 para el Pabellón de la República Española en la Exposición Internacional de París de 1937.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello salon con muebles de obra

La combinación de objetos se sustenta en una integración cromática y dimensional con el contexto.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello salon con vistas al exterior

La relación con la tierra y el homenaje a la tradición artesanal mediterránea definen los interiores.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello estanterias de obra

Continuidad de bovedillas mallorquinas en el techo y de baldosas de terracota en los suelos.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello comedor con muebles de obra

La mayor parte del mobiliario se ha diseñado a medida, integrado en la propia arquitectura.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello comedor con suelo de barro

El juego triangular y blanco del sostén de la mesa dinamiza los planos rectos y responde a la ondulación de las bovedillas.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello cocina con muebles de madera

En Es Pou, la luz, los colores y la materia y hasta la temperatura del paisaje se desplazan al techo, al suelo, a todos los espacios.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello cocina

La cocina, en uno de los tres volúmenes de que consta la casa diseñada por el estudio de Marià Castelló.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello dormitorio

Las baldosas de terracota del pavimento suben y armoniosamente dibujan el diseño del cabecero.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello detalle de los enchufes del dormitorio

Detalle de los enchufes e, inserta en el cabecero, una de las piezas de la colección "Fragmentos de arquitectura" de Marià Castelló.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello armario empotrado

En el dormitorio de la casa Es Pou, armario empotrado y suelo de baldosas de terracota.

Casa blanca en Formentera del arquitecto Maria Castello baño con baldosas verdes

En el baño, las baldosas de cerámica vitrificada en verde diluido aluden a la vegetación.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?