Una casa cubierta de zinc que imita un sólido refugio

Una capa de zinc cubre esta original vivienda del estudio Alventosa-Morell distribuida en dos alas independientes que garantizan la existencia de dos zonas nocturnas autónomas.

1 / 9
AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-05

Las sillas del comedor son las Plastic Armchair, de los Eames para Vitra. Sobre la mesa, tetera y vaso, de Ferm Living. Todo, en Capdevila Loft.

AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-16

En el patio interior, pavimentado con piedra cuarcita natural, mobiliario de exterior de la colección Palissade, diseñada por Ronan y Erwan Bouroullec para Hay. Sobre la mesa, cerámica artesanal de Níjar, del taller El Ocio entre Barro y Pitas.

AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-13

La edificación se ha acabado con zinc de color pizarra, tanto en las cubiertas como en la fachada. En cambio, tanto en el zócalo de la fachada como en el pavimento se ha utilizado piedra natural de cuarcita.

AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-07

Detalle de la escalera que conecta la parte inferior con el piso superior.

AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-03

Butaca CH445 , de Hans J. Wegner para Carl Hansen & Søn. Mesita, de granito y hierro, de Olson and Jensen. Lámpara Otto, de House Doctor.

AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-10

Butaca DCW, diseño de los Eames, editada por Vitra. Cama Air, de Ethnicraft. Mesitas Bella Coffee, de roble natural, de Hay. Lámpara de sobremesa JWDA, de Jonas Wagell para Menu. Quill, de Nao Tamura para Nanimarquina. Todo, en Capdevila Loft. En la pared, fotografía de Eugeni Pons.

AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-06

La escalera que une las dos plantas es de madera.

AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-04

Vista de una de las zonas del salón

AyD AlventosaMorell-Lleida-EugeniPons-01

Vista general de la planta de abajo con cocina abierta al salón comedor con el patio de fondo.

Ante todo, una amplia superficie de terreno, en una urbanización donde predominan casas de dos plantas de grandes dimensiones, pero carentes de íntima relación con el jardín. El presente proyecto, que firman los arquitectos Josep Alventosa, Marc Alventosa y Xavier Morell con la colaboración del interiorista Lluis Trilla y la dirección de obra de Marga Bernadó y Joan Subias, de Habitat Qualitat, propone una planta baja que se extiende por el solar, adueñándose del espacio exterior a través de cubiertas distribuidas de una punta a otra del jardín. Las diferentes alas autónomas del edificio (con cubiertas de zinc y grandes fachadas vidriadas) crean un patio central y enmarcan los jardines orientados al sur y al norte. Esta distribución espacial en “alas” permite contentar uno de los pedidos explícitos del cliente: la existencia de dos zonas nocturnas autónomas, aunque comunicadas a través del jardín y, también, de las partes (cocina, comedor y sala de estar) comunes de ambas alas. Los materiales que configuran el proyecto parten de una construcción en seco mediante cerchas metálicas, paneles con prestaciones térmicas y acabados de zinc en color pizarra, tanto en las cubiertas como en la fachada.

Y, hasta la altura de los dinteles, el acabado es de piedra natural de cuarcita, al igual que el pavimento, dando coherencia al conjunto. Un tratamiento que, en contraste con el zinc, provoca una mayor sensación de solidez. Por cierto, el predominio del zinc negro ayuda a vincular visualmente este proyecto con la mayoría de las casas de la urbanización, recubiertas de pizarra. El efecto más intenso que produce el recorrido por el interior de estas alas es el de profunda vinculación con el espacio exterior, pero no sólo por la presencia de un favorecedor jardín, sino porque las transparencias y la amplitud se asocian al cielo, que asoma –alto– desde varios ángulos de visión, y gracias, también, al intencionado despojamiento del interiorismo y a la nitidez de la volumetría y del diseño del mobiliario.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?