De casa centenaria abandonada a vivienda de lujo en Mallorca

El estudio Durietz Design ha volcado su pasión por la arquitectura tradicional de las Baleares en la reforma de esta casa abandonada en el pueblo de Alaró, que ahora brilla con todo su esplendor.

En cada piso se han ideado salas de estar para que los huéspedes se relajen y para quienes se hospeden en las habitaciones adyacentes

En cada piso se han ideado salas de estar para que los huéspedes se relajen y para quienes se hospeden en las habitaciones adyacentesFoto: Eugeni Pons

Alaró es un pueblo mallorquín de calles empedradas a los pies de la sierra de Tramontana. Allí se encuentra esta casa tranquila que acaba de someterse a una reforma integral. Le echaron el ojo Josephine Du Rietz, responsable creativa de la firma de diseño y arquitectura Durietz Design & Development, y su marido Christoffer, al frente de los dibujos arquitectónicos, el diseño de muebles y la gestión de proyectos del estudio. Suecos y residentes en Mallorca desde 2016, los Du Rietz realizan encargos, pero también ponen a la venta proyectos propios de residencias privadas como esta, una casa adosada centenaria de 600 metros cuadrados que exuda elegancia y tradición.

Ubicada en el centro de Alaró y con un generoso y soleado patio de 420 metros con vistas a los picos montañosos, la construcción fue en origen (1910) un almacén de aceitunas y almendras de grandes fincas, y luego mudó de piel como fábrica de zapatos, oficina y modesta residencia para varias familias que ni siquiera hacían uso de todas las estancias. Hoy, ya convertida en hogar de lujo después de 20 años de abandono y tres de obras, dispone de cinco habitaciones dobles, una sala de yoga, una oficina y un garaje para dos coches, todo ello en tres niveles y con los aposentos amueblados hasta el último detalle. "Está hecha para una gran familia que reciba a amigos y familiares que vayan a cenar y a quedarse", dice Josephine.

El matrimonio sueco, que tuvo que tirar de paciencia para obtener todas las licencias necesarias para iniciar la obra, ha mantenido la arquitectura original de la casa, de herencia mallorquina. Uno de sus rincones más apetecibles es la terraza techada con aberturas arqueadas que mira hacia el amplio patio trasero, en el que se ha instalado una piscina de diez metros de largo por cuatro de ancho con tumbonas y un jardín. Elevada sobre el antiguo depósito de agua que corre a lo largo del lado oeste de la parcela, la terraza es perfecta para desayunar con los primeros rayos del sol. Dentro, la vivienda guarda toques añejos y con encanto, como chimeneas de piedra y tallas de madera. "El travertino italiano y el nogal fueron el tema principal del proyecto de reforma, pero, por supuesto, siempre conservamos los elementos antiguos, como puertas, vigas y baldosas", concluye Josephine Du Rietz.

1 /8
reforma casa abandonada Alaró durietz design

En esta sala de estar se ha colocado un sofá Julep que el diseñador sueco Jonas Wagell hizo en 2018 para Tacchini. Frente a él una cama de día y una mesa de Durietz Design. Las butacas son las Chandigarh, de Pierre Jeanneret, que edita Cassina.

reforma casa abandonada Alaró durietz design

Josephine y Christoffer Du Rietz aplicaron una paleta terrosa por dentro, en rincones con gran encanto como este, y por fuera de la casa. También rubricaron muchos de los muebles y de las piezas de iluminación diseñados a medida que la adornan. La propia Josephine es autora de varios de los cuadros que cuelgan de las paredes.

reforma casa abandonada Alaró durietz design

En el comedor, la mesa y las seis sillas de Durietz Design se realizaron en Mallorca, mientras que el aparados negro procede de la tienda de muebles Obsolete de la isla balear. La chimenea es original de la casa, y la iluminación ha corrido a cargo de Contain Studio, con sede en Palma. El cuadro lo pintó el sueco Blasie Rutersvärd.

reforma casa abandonada Alaró durietz design

La entrada principal de la casa es muy espaciosa, y ofrece una vista directa a través de la vivienda hasta el patio. En esta planta se hallan la bodega, el salón-comedor y la cocina.

reforma casa abandonada Alaró durietz design

Banco de piedra de Durietz Design.

reforma casa abandonada Alaró durietz design

El mobiliario de cocina, diseño de Durietz Design, está fabricado con listones de nogal macizo y rematado por encimeras de travertino. El grifo, a juego con los del baño, es de Vola. Las lámparas las firma Contain Studio y los electrodomésticos, Miele.

reforma casa abandonada Alaró durietz design

La tranquila oficina con vigas de madera vistas está amueblada con una mesa de escritorio y cuatro estantes de pared. Las lámparas son de Lumina y de Artilleriet. Para sentarse hay una silla de cuero negro y nogal de la tienda No Early Birds de Estocolmo. La habitación se puede convertir en un dormitorio si los futuros dueños de la casa así lo desean.

reforma casa abandonada Alaró durietz design

En el baño, la bañera encajada en una pieza de mármol travertino, es un diseño de Durietz Design.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?