Una cabaña de madera con impresionantes vistas

El proyecto de Snorre Stinessen entabla un diálogo con las impresionantes vistas de un fiordo noruego a través de la pátina agreste de su piel de madera.

Fotos: Eugeni Pons

1 / 8
Salón de la casa de Snorre Stinessen con diseños en el interior de Cassina

1 / 8

Salón de la casa de Snorre Stinessen con diseños en el interior de Cassina

El sofá es el modelo Miloe,y la mesa de centro, la Note. Ambos son diseños de Piero Lissoni para Cassina. Los cojines y los candelabros con plato, de la firma Bolia. Los muros son de hormigón sin tratar.

Eugeni Pons

Imagen desde el interior de la casa de Snorre Stinessen, donde se ve el comedor con mesa de Masterworks

2 / 8

Imagen desde el interior de la casa de Snorre Stinessen, donde se ve el comedor con mesa de Masterworks

La mesa de madera maciza ha sido producida por Masterworks. Sobre ella, velas, de Bolia, y una tetera, de Bodum. Las sillas son el modelo Softshell, de los hermanos Bouroullec para Vitra. Frente a ellas, un banco hecho a medida. El suelo es de hormigón satinado.

Eugeni Pons

La cocina y comedor de esta casa diseñada por Snorre Stinessen que comparten un espacio diáfano.

3 / 8

La cocina y comedor de esta casa diseñada por Snorre Stinessen que comparten un espacio diáfano.

Cocina y comedor comparten un espacio diáfano. El mobiliario de cocina es de la firma Varenna, servido por Expo Nova. La isla es del fabricante Röshults. Los electrodomésticos, de Gaggenau.

Eugeni Pons

Rincón de lectura con chimenea y butaca reposapies P22 de Patrick Norguet para Cassina

4 / 8

Rincón de lectura con chimenea y butaca reposapies P22 de Patrick Norguet para Cassina

Junto a la chimenea, encastrada en una pared de hormigón visto, se ha creado un rincón de lectura con la butaca con reposapiés P22, de Patrick Norguet para Cassina, y la lámpara AJ, de Arne Jacobsen para Louis Poulsen. La cesta para la leña es de Bolia.

Eugeni Pons

Vistas desde el dormitorio principal

5 / 8

Vistas desde el dormitorio principal

El dormitorio principal se asoma al fiordo a través de su fachada acristalada y se ha concebido como un íntimo y cálido refugio. La ropa de cama es del fabricante Hay, y las botas, de Organic Sheep.

Eugeni Pons

Vista exterior de los volúmenes separados

6 / 8

Vista exterior de los volúmenes separados

La composición del conjunto nos indica hasta qué punto ha sido elaborado un diálogo visual con el paisaje nórdico, a través de las líneas inclinadas de los volúmenes y el tratamiento de la madera.

Eugeni Pons

Terraza con vistas a la península de Malangen

7 / 8

Terraza con vistas a la península de Malangen

La península de Malangen está a una hora de coche de Trømsø, al norte de Noruega. La casa se alza sobre una cresta que domina el fiordo a sus pies, aprovechando un claro natural del bosque cercano.

Eugeni Pons

Las zonas que conectan los volúmenes

8 / 8

Las zonas que conectan los volúmenes

Las zonas intermedias que conectan los tres volúmenes aportan escenarios singulares–entre el exterior y el interior, entre el paisaje y el refugio–para la transición, la lectura (como el de la fotografía) o para momentos de recreo compartido

Eugeni Pons

Desde esta cresta elevada sobre el ordo –esta- mos en la península de Malangen, al norte de Noruega– el paisaje se impone de una manera abrumadora. La entrada al conjunto de volúme- nes que componen este refugio nórdico es un espacio abierto, situado en la zona central, sobre una plataforma natural del terreno. El diseño conceptual de Snorre Stinessen, a base de vo- lúmenes individuales conectados por la zona central y las intermedias, se debe al proyecto de vida de los clientes: una familia con niños de- seosa de alojar a parientes y amigos, de un modo que permitiera a todos el disfrute de espacios privados y de áreas sociales donde pudieran de- sarrollarse varias actividades al mismo tiempo. Los volúmenes añaden una capa de intimidad a las habitaciones y las zonas intermedias aportan escenarios singulares –entre el exterior y el interior, entre el paisaje y el refugio– para la transición y para momentos de recreo compartido. La madera es el material que reviste los volúmenes,tanto en sus interiores como en sus fachadas. Los paneles de cedro han sido tratados con sulfato de hierro durante meses, antes del ensamblaje, para lograr una pátina uniforme en todas las super cies de la casa, al margen de su grado de exposición al aire libre.

El argumento fundamental del proyecto de Snorre Stinessen, que consiste justamente en esta alternancia entre volúmenes cerrados y zonas intermedias, tiene también el valor bioambiental de crear diferencias de tempera- tura y permitir un uso muy controlado de la energía. Contemplado desde el sur, en ese pun- to bello y frío del planeta el tema de la tempe- ratura aparece asociado al paisaje, envolviendo ensoñaciones de nieve y auroras boreales, y este refugio compuesto por cálidas cápsulas in- dividuales y espacios comunes luminosos con ilimitadas vistas al ordo colma, sin duda, los deseos de sus propietarios y de lejanos admira- dores de estas imágenes que lo ilustran. Desde el espacio abierto de la cocina y la sala de estar, situado a un nivel ligeramente inferior, las vis- tas al ordo al atardecer, cuando el sol declina, son tan grandiosas y cambiantes que producen a veces un silencio reverencial y otras una retahíla de exclamaciones celebratorias. Según la época del año, los usos del espacio y la relación con el paisaje varían, y la arquitectura proporciona los escenarios ideales. Desde la cocina, se facilita una salida exclusiva que conduce al área exterior, orientada al sur, donde la fami- lia suele disponer sus cenas de verano. Una última mirada a la composición del conjunto nos indica hasta qué punto ha sido elaborado un diálogo visual con el paisaje, a través de las líneas inclinadas de los volúmenes y el tratamiento de la madera. Madera que –es justo resaltarlo– proviene de fuentes sostenibles, donde los árboles se reponen o mantienen con criterio ecológico. Y, cuando la nieve todo lo cubre, el roble interior es el mejor abrigo.

Loading...