Así se vive dentro de un palacio reformado en Bilbao

La interiorista Raquel Gonzalez firma el diseño de esta casa señorial situada en el emblemático Palacio Eguzkialde de Getxto (Bilbao). Color a raudales, elementos clásicos y luz natural definen la reforma.

La reforma mantiene el encanto señorial y clásico del edificio con un diseño moderno

La reforma mantiene el encanto señorial y clásico del edificio con un diseño modernoFoto: David Montero

Ores Lario
Ores Lario

Periodista especializada en estilo de vida, decoración y diseño

"Casi me desmayo cuando me lo dijeron", recuerda la interiorista Raquel Gonzalez sobre la última reforma integral que ha ejecutado. Y es que encargarse de transformar esta vivienda situada en el emblemático Palacio Eguzkialde, en Getxo (Bilbao), y el interiorismo de la misma no es cualquier proyecto. "Es el proyecto", enfatiza, "y la envidia de cualquier interiorista del norte de España".

También conocida como como 'la casa de la alcaldesa', esta propiedad fue construida en 1918 en estilo montañés. Se ubica en un edificio histórico del exclusivo barrio de Neguri y es uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura vizcaína de principios del siglo XX. Tras más de una década de abandono y deterioro, ha recuperado todo su esplendor con la ardua rehabilitación llevada a cabo por Construcciones José Martín, que ha ideado cinco viviendas de lujo. Dos de ellas están firmadas por Raquel González, para una madre y una hija. En la que ocupa toda la primera planta del palacio, de casi 200 metros cuadrados, se plasma el carácter alegre de la propietaria, "muy atrevida para su edad", que encajó rápidamente con la interiorista, especialmente respecto al uso del color, "uno de los sellos que habitualmente ya marcan mi trabajo", explica.

1 /12
pasillo. Raquel González Interiorismo-Proyecto-Palacio Eguzkialde-Getxo-FOTO ®David Montero ESTILISMO Cristina Rodríguez Goitia- DSC9924

El piso se distribuye en una sola planta de techos altos y mucha luz natural. Muy acorde con el porte del edificio, se eligió un pavimento de madera de nogal en una disposición de espiga que le da un toque clásico y elegante. Para las paredes la interiorista apostó por un tono piedra muy sutil, así como el uso de molduras y papeles con mucha personalidad. El hall se ubica en la parte central y divide la vivienda en dos zonas. La estancia está amueblada con un espejo y una consola barroca de latón sobre la que descansa una escultura de Maite Carranza.

cocina

A mano derecha del hall se encuentra la cocina, hecha a medida en forma de U para poder aprovechar bien las dimensiones y conseguir el máximo espacio de almacenaje. Para esta estancia se ha usado color blanco a partir de un mobiliario de líneas clásicas con tiradores, a juego con la encimera y el frontal en un porcelánico también blanco veteado. Para romper la sobriedad la interiorista ha usado un papel pintado azul de suelo a techo.

comedor

En la estancia más grande de la vivienda, compartiendo espacio con el salón y ofreciendo dos ambientes diferenciados, está el comedor. Tiene los muebles imprescindibles de mesa, cuatro sillas y un aparador, frente a una obra mural de María Aztiria que es la que revitaliza cromáticamente esta zona.

salón butaca blanca.

El interiorismo del salón gira en torno a diferentes asientos que rodean una mesa de centro y donde la nota de color procede de los cuadros y algunos complementos. 

Raquel González Interiorismo-Proyecto-Palacio Eguzkialde-Getxo-FOTO ®David Montero ESTILISMO Cristina Rodríguez Goitia- DSC9878

En el salón, sobre una base ambiental neutra, destaca una estudiada combinación de varias obras de arte, algunos llamativos toques de color y una cuidada selección de piezas de mobiliario para crear un conjunto "con un rollo Art Déco, de tintes sesenteros", en palabras de la autora del proyecto.

cortinas salon

En las paredes del salón-comedor no faltan las molduras ni un fino baquetón del techo, que potencia el estilo clásico del espacio, al que se suman las cortinas de líneas tradicionales. En contraste, las luminarias tienen un papel más actual, tanto las de pie como los discretos apliques del techo. En vez de persianas, en todas las ventanas hay sistemas automatizados, que combinan foscurit con screen, y vienen de serie por la constructora que ha rehabilitado el edificio "inteligente".

barra de bar salon

En uno de los laterales del salón, hay un coqueto balcón en forma de mirador semicircular frente al que se ha situado una original barra de bar que preside la estancia principal de la casa, ensalzando su carácter social. 

sofas terraza.

Siguiendo el mismo patrón que la estancia desde la que se accede, la terraza principal se distribuye también en dos ambientes: una zona de estar con dos sofás, una gran sombrilla y una mesa de centro, y otra de comedor, compuesta de mesa y seis sillas. Las dimensiones abarcan toda la fachada frontal del edificio, con vistas al jardín con piscina comunitaria.

mesa terraza.

Para el suelo de la terraza principal, la interiorista ha optado por un pavimento  que combina un hormigón cementoso con unos listones porcelánicos en forma de cuadrícula de acabado madera.

 

escritorio.

En la parte más privada de la vivienda hay un  despacho presidido por una librería hecha a medida con espacios abiertos y cerrados y un escritorio de fibras naturales que aligera visualmente la envergadura de la pieza. Esta estancia tiene además un sofá cama que le da versatilidad. 

 

dormitorio cortinas verdes.

Como cuenta la interiorista, "el dormitorio recibe muchísima luz natural gracias a la ventana y los accesos a las otras dos terrazas, dada su condición esquinera".  A través de las cortinas de color verde elegidas por la propietaria se trazó un hilo conductor para con otros accesorios. Tanto la luminosidad como el color blanco predominante potencian una estética espaciosa y relajante, ideal para fomentar el sueño.

mueble baño negro.

En el baño en suite, la elección del pavimento en un mármol tipo mosaico en blanco y negro  determina el conjunto, ya que los muebles hechos a medida se presentan con esta combinación cromática. El armario que hay junto al lavabo doble sigue una línea muy tradicional, con una tela interior que recuerda a las viejas mallas de gallinero aunque el vidrio con el aspa le aporta ese toque de distinción que demanda toda la vivienda. La estancia está revestida en mármol, una elección sobre la que destacan los detalles en negro, como la perfilería de la mampara de la ducha y el marco de los dos espejos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?