Un apartamento sin complejos que lo tiene TODO a la vista

Son 72 metros cuadrados en el corazón de Moscú que la diseñadora Elena Gorenshtein ha transformado en una gran panorámica, de forma que los tonos oscuros y la sobriedad, tienen todo el sentido.

Piso Moscú

Piso MoscúFoto: Sergey Krasyuk

Gala Mora
Gala Mora

Periodista especializada en diseño y estilo de vida

Puede resultar sobrio, pero la cantidad de luz y la reforma planteada por la diseñadora Elena Gorenshtein haciendo que todos los espacios se comuniquen, consiguen que los 72 metros cuadrados de este apartamento de Moscú sean tan acogedores como elegantes. Una premisa no siempre fácil de equilibrar. "Los clientes son una familia de banqueros con dos gatos y que planean vivir en este piso no más de siete años". Así que había que buscar la comodidad sin renunciar a un estilo muy sobrio y definido. "Se optó por distribuir la vivienda en una zona común con sala de estar y cocina, un dormitorio, un vestidor separado, un baño, un baño de invitados y un cuatro con lavadora".

Querían unir todo el espacio tanto como fuera posible y no dejarlo compartimentado en pequeñas habitaciones, para que todas las ventanas de la casa fueran visibles desde diferentes puntos a la vez. Esto cobra más importancia cuando se trata de espacios que no son demasiado grandes, como es el caso del apartamento. Con esta solución, incluso desde el baño se puede ver la sala de estar detrás del vidrio de colores. De esta forma, la sensación que uno se lleva es que el piso es más grande de lo que realmente es.

¿Y cómo hacer cálido el proyecto? Elena Gorenshtein lo tuvo claro. "Este piso tiene techos de más de tres metros y medio y ventanas de suelo a techo en ambos lados. Queríamos calentar este espacio, especialmente en invierno, cuando la vista desde las ventanas a la nieve parece que mete el frío en la casa. Por eso optamos por poner mucha madera en el interior. Y como los clientes querían un espacio oscuro, los tonos se mueven entre grises y marrones oscuros". Si le añadimos como materiales el gres porcelánico de gran formato, latón, y chapa de cerezo en el techo, el resultado es perfecto.

1 /9
Piso Moscú. Un volumen

Un volumen

El baño se resuelve incluyendo las piezas en un solo volumen continuo.

Piso Moscú. En conexión

En conexión

Las vistas desde el baño. Todo está en perfecta conenxión.

Piso Moscú. Con disimulo

Con disimulo

La cocina parece un mueble más dentro de la zona del salón, beneficiándose de la falta de paramentos verticales y la luz natural.

Piso Moscú. Bienvenidos

Bienvenidos

Desde la entrada queda claro el estilo sobrio y elegante del apartamento.

Piso Moscú. Con vistas

Con vistas

En el dormitorio también mandan los colores oscuros pero la altura de los techos y la luminosidad hacen que resulte cálido e incluso más amplio.

Piso Moscú. палиха web-42

Combinación perfecta

Madera, grises y diseño, siempre una combinación infalible.

Piso Moscú. De suelo a techo

De suelo a techo

Las ventanas del apartamento van de suelo a techo, una ventaja a la hora de plantear cómo ganar amplitud visual.

Piso Moscú. Gran altura

Gran altura

La altura de los techos es superior a los tres metros y medio, y para reportar calidez, se ha jugado con maderas y tonos oscuros.

Piso Moscú. Un punto de color

Un punto de color

Sofa Tacchini y sillón Gubi. Un punto de color en la zona de estar desde la que se aprecia el resto de la vivienda.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?