Un antiguo granero renace como moderna casa gracias a una reforma respetuosa

En Bélgica, una casa con granero que pertenece a la tradición flamenca del país ha sido renovada por los estudios Govaert & Vanhoutte y Atelier 10.8 transformándola en una vivienda de estética atemporal.

1 / 8
Salon de una casa en Belgica

En el interiorismo del salón, elementos de un diseño contemporáneo

Comedor con mesa redonda de una casa en Belgica

El amplio acristalamiento permite disfrutar de las vistas

Cocina comedor de una casa en Belgica

En la cocina, profusión de mármol travertino, con taburetes y tubo luminoso colgante

Cocina de piedra natural de una casa en Belgica

Mármol travertino y utensilios de cocina en un negro mate intemporal

Comedor con puerta blanca de una casa en Belgica

Suelo de madera de roble, en el comedor

Cocina de una casa en Belgica

Zona transformada de la casa, a partir del granero

Baño en buhardilla con bañera de piedra natural de una casa en Belgica

Piedra natural continua, en el suelo y la bañera de esta casa belga.

Baño en buhardilla de una casa en Belgica

El interiorismo contemporáneo en el diseño de los baños

El mármol travertino utilizado profusamente en la cocina da el tono o, para decirlo más expresivamente, canta la nota visual predominante en esta casa generada a partir de un antiguo granero y ampliada hasta ser convertida en una vivienda contemporánea para una familia joven. Cerca de la frontera francesa, en las afueras de Kortrijk, en la parte flamenca de Bélgica, los arquitectos Govaert & Vanhoutte y los interioristas del Atelier 10.8 han proyectado esta casa con la intención de no desbaratar sino, por el contrario, de rendir homenaje a la herencia, y han trabajado al unísono para, al mismo tiempo, dotarla de espacios de calidad estética y funcional contemporáneos. Porque, según reconocen ambos equipos, el mayor desafío del proyecto radicaba en ese punto de sutura entre los elementos heredados y los novedosos.

En lo que respecta a la distribución espacial, el antiguo granero aloja ahora la entrada, el comedor y la sala estar; la ampliación, la lavandería y los garajes. Y, en la planta superior, los dormitorios. El proyecto de interiorismo actúa, entonces, operando eficazmente en pos de la unificación del legado del pasado con las incorporaciones de confort estético y funcional contemporáneos, a través de los materiales y la paleta cromática. En la cocina, imperan el mármol travertino, los paneles de chapas de nogal, la luz de un tubo colgante dorado y los utensilios en negro mate, que dan un aire atemporal al espacio. Un elemento distintivo de la residencia es el suelo de roble y las paredes ricas en texturas, sobre todo en las áreas comunes. En la planta superior, se ha conservado la estructura del granero, con su techo alto, sus vigas de madera y sus buhardillas. Acristaladas y envueltas por visillos de un gris sutil, las habitaciones gozan de deliciosas vistas, completando así la renovación de la casa, moderna y a la vez tributaria del estilo flamenco de la región.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?