Este antiguo garaje es ahora un moderno piso gracias a una mínima reforma

Los cuatro miembro de una familia de Holanda ya pueden disfrutar de un espacio completamente reformado. Este antiguo aparcamiento en Ámsterdam rinde homenaje a su pasado de estilo industrial, pero a ello hay que sumarle una estética acogedora y compacta, a prueba de la vida familiar.

La vida familiar se puede experimentar en toda su plenitud y desorden en este antiguo garaje convertido en una casa contemporánea en los Países Bajos.

En solo 6 meses, Valérie y Bart, del estudio de diseño de interiores Barde + vanVoltt, convirtieron esta residencia para automóviles en el corazón de Ámsterdam en una casa familiar para cuatro.

Los 100 m2 de esta planta baja ubicada en el centro de Ámsterdam, a solo unos pasos del famoso Rijksmuseum, estaban lejos de ser un hogar típico holandés. Era amplio, oscuro... En definitiva, estaba diseñado para albergar coches y no personas. 

1 / 11
Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam armario

El reto consistía en adaptar la naturaleza de la propiedad a las necesidades de una familia joven. Se inspiraron en el pasado industrial del edificio para elegir los materiales, y refinaron su selección basándose en la durabilidad y la sostenibilidad.

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam rincon de lectura

El suelo de cemento original, que no esconde sus imperfecciones, está compensado por la calidez y transpirabilidad de las paredes de arcilla natural. 

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam cocina decorada con ceramica

La elegante cocina tiene una encimera de cuarcita, una piedra natural que, por dureza y resistencia, se puede comparar con el granito, y, por estética, con el mármol. 

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam dormitorio

En el piso encontramos tres dormitorios: uno para la pareja y dos habitaciones infantiles, que también funcionan como salas de juegos. Cada dormitorio está dividido por paneles de vidrio con marcos de madera que dejan que se filtre la luz natural. 

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam estar

Después de la reforma, el piso tiene la cualidad de resultar lujoso e íntimo al mismo tiempo, con una selección de colores suaves y una nota de color. 

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam cocina

En la cocina, se ha optado por una isla de acero laminado y una barra de madera con taburetes negros. En la encimera de cuarcita destaca una grifería de cobre cepillado. Romántico pero real, muy parecido a la vida familiar.

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam sofa de terciopelo

Las coloridas piezas artísticas compensan la sobriedad de los espacios, conectando con algunas piezas de mobiliario como el sofá. 

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam baño con bañera

La apuesta por elementos de estilo industrial incluye la bañera ovalada de acero Vieques, diseño de Patricia Urquiola para Agape

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam encimera de baño

Los detalles de artesanía ayudan a crear una atmósfera natural que invita a una vida familiar consciente y auténtica. 

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam comedor

En el comedor se recrea la típica atmósfera de una casa rural, con un mantel de lino, piezas de porcelana y una jarra de latón que actúa como un florero. 

Antiguo garage reformado en un piso moderno en Amsterdam baño

Los arquitectos se enfocaron en crear un flujo de luz natural que recorriera la casa. En la parte trasera, levantaron el techo para incorporar un tragaluz. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?