La iglesia a las afueras de Bilbao que se convirtió en casa de un fotógrafo

Asombrosa transformación de una ruinosa iglesia románica del siglo XVI (en Vizcaya) en una vivienda, donde los elementos antiguos restaurados contrastan llamativamente con los contemporáneos, según la reforma de su propietario, el diseñador Tas Careaga.

La iglesia estaba en ruinas, cuando el fotógrafo y diseñador venezolano Tas Caraega la vio y, entusiasmado, se propuso restaurarla, habitarla y hacerla suya. La había descubierto en Internet, como "terreno con edificio en ruinas", en el pueblo de Sopuerta, un paisaje montañoso a media hora de Bilbao. La reforma duró tres años. Su amigo y arquitecto Carlos Garmienda lo ayudó en el proceso, que consistió (la idea rectora de Tas Careaga) en la máxima conservación posible de los elementos originales (estructura, piedra, frescos descascarados) y una intervención radical, casi chocante, que expresara llamativamente el contraste entre lo nuevo y lo antiguo. Después de reconstruir el techo que faltaba y apuntalar los muros, se dejaron expuestas las vigas de triple altura y se instaló un altillo como dormitorio principal.

En la planta baja, abierta, son los muebles y las alfombras los elementos que marcan las diferentes zonas: comedor, salón, un aseo y una cocina en el antiguo ábside.  Con una estructura de madera al natural se ha creado un altillo, para el dormitorio principal y un baño. Más arriba, en lo que era el campanario, una buhardilla para el estudio y dos camas para invitados. En cuanto a la decoración, el propio autor la define muy bien: "un mix bastante peculiar". Se mezclan muebles heredados de una tatarabuela hasta muy modernos, diseñados por él mismo o comprados de segunda mano. Un Cristo cubista contra la piedra cinco veces centenaria del altar, las macetas con plantas,  las ramas de potus que siguen la curva del arco y penden sobre cuadros o sobre el televisor, el espectro cromático (gris, rosa, azul) preservado de los frescos y la madera clara natural, los negros y blancos modernos incluidos –como contraste moderno- por Tas Careaga.

1 / 10
Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia salon

No han hecho falta más que alfombras y una elaborada agrupación de muebles para marcar las zonas de la planta abierta, en la casa que fue nave de una iglesia.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia comedor

La madera clara y la lisura del pavimento de hormigón proponen un diálogo plácido con la luz y la piedra.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia vista general

Vista desde la mitad de la nave, con la cocina al fondo, el techo nuevo de madera clara y el tejido de vigas a gran altura y, en contraste con la piedra salvada de la ruina, elementos modernos blancos y de metal negro.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia cocina

Desde la cocina, con la isla en primer plano y, a la izquierda, la escalera que lleva a los dos niveles añadidos: dormitorio en el primero y un estudio con camas para invitados en el segundo, donde estaba el campanario.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia mesa comedor de cristal

La mesa de madera clara y cristal y la iconografía personal, en confraternización con el pigmento borroso de los frescos.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia cocina vista desde arriba

La cocina blanca situada en el antiguo altar, y restos rosados y azules que quedan, rescatados, de los frescos.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia detalle luces

Elementos blancos y  contemporáneos en contraste con la antigüedad de la iglesia convertida en vivienda.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia exterior

La barbacoa y asientos de madera, ante las montañas boscosas que rodean la casa.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia rincon junto a una buhardilla

Un perfecto rincón con presencia dominante del diseño contemporáneo, en la buhardilla.

Casa en una antigua iglesia del siglo XVI en Bizkaia vistas

Piel y metal negro, contra la inmensidad montañosa y arbolada del paisaje  vizcaíno.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?