Urko Sánchez Architects llena de ilusión a los niños y niñas de la africana Yibuti

El estudio ha construido una medina de lo más segura en la que destaca su ventilación natural, algo vital atendiendo a las extremas temperaturas de la zona.

1 / 11
Tejados de un colegio en sudáfrica diseñado por Urko Sanchez. La trayectoria del arquitecto madrileño Urko Sánchez está íntimamente ligada al continente africano. Allí, en Yibuti, acaba de construir un complejo residencial para niños en colaboración con la ONG SOS Kinderdorf

La trayectoria del arquitecto madrileño Urko Sánchez está íntimamente ligada al continente africano. Allí, en Yibuti, acaba de construir un complejo residencial para niños en colaboración con la ONG SOS Kinderdorf

5 SOS Village Djibouti

Yibuti se encuentra en el Cuerno de África, una de las zonas del planeta que más sufren la sequía.

Urko Sanchez colegio en sudáfrica. Urko Sánchez tuvo que aprender cómo funcionaba la comunidad donde el proyecto se llevaría a cabo, sus tradiciones nómadas y el clima extremo de la región

Urko Sánchez tuvo que aprender cómo funcionaba la comunidad donde el proyecto se llevaría a cabo, sus tradiciones nómadas y el clima extremo de la región

Pasillos de un colegio en sudafrica diseñado por Urko Sanchez. Es un entorno protegido, donde calles y plazas son un lugar seguro para jugar, a salvo de coches

Buscó referencias de viviendas tradicionales en entornos culturales y climáticos similares, y decidió que la mejor solución era diseñar una medina, el tradicional barrio antiguo de una ciudad árabe, especialmente del norte de África.

SOS Village Djibouti

Al trabajar con un bajo presupuesto los materiales son muy simples: bloques de cemento, estructura de RC y acabado de CemCRETE de una compañía sudafricana.

SOS Village Djibouti

Se trata de una medina para niños; un entorno seguro, sin coches, donde las calles estrechas y sus plazas son ideales para jugar.

SOS Village Djibouti

La construcción de este proyecto ha sido posible gracias a un equipo internacional compuesto por Dji Fu, John Andrews, Fritz Bachlener, Estrella de Andrés y Oliver Kabure.

SOS Village Djibouti

Dada la extensa vegetación que hay en la medina sus habitantes son alentados a cuidar de las plantas para beneficiarse del resultado.

SOS Village Djibouti

Los espacios públicos y privados de esta medina están claramente definidos. En lo privado, las zonas interiores y exteriores se mezclan permitiendo a los residentes hacer vida exterior.

Plano primera planta SOS Village Djibouti

Todas las viviendas siguen el mismo esquema pero están dispuestas en formas diferentes, situadas unas cerca de otras dándose sombra y generando callejones entre ellas en una forma aparentemente desordenada.

Comedor de un colegio en sudafrica diseñado por Urko Sanchez. En las casas se procuró ventilación natural y protección solar para paliar el clima extremo de la región

En las casas se procuró ventilación natural y protección solar para paliar el clima extremo de la región

Urko Sánchez Architects, con sedes en Nairobi y Madrid, llevan muchos años trabajando activamente en África. Muestra de ello es este complejo residencial de quince viviendas para el programa Aldeas Infantiles SOS levantado en la costa de Yibuti, en el Cuerno de África; una de las zonas con las temperaturas más altas y secas del planeta. En el continente africano la falta de regulación a la hora de construir ha provocado que se haya caído en el error de emplear materiales de mala calidad para edificaciones cuanto menos efímeras, pero el estudio dirigido por Sánchez ha hallado en esta oportunidad una ocasión perfecta para, con total libertad, y pese al bajo presupuesto del que disponían, crear un complejo de gran calidad arquitectónica.

Tras buscar referencias sobre viviendas tradicionales en entornos culturales y climáticos similares, el estudio finalmente decidió diseñar una medina completamente segura para los niños y niñas que ahí habitan, ya que en el complejo no entran coches y tanto sus plazas como sus estrechas calles son perfectas para poder jugar.

Del mismo modo, las calles estrechas contribuyen a que haya una ventilación pasiva y efectiva, algo de vital necesidad en el terreno. Después de efectuar un exhaustivo estudio, Urko Sánchez Architects optaron por una ventilación igual de natural que óptima gracias a la orientación de los callejones y los corredores de ventilación en las superficies de las casas. Para aquellos puntos más críticos, aquellos en los que dicho flujo de aire era imposible, se han creado conductores de ventilación altos que ellos mismos llaman "torres captadoras de viento", ya que "atrapan" el viento y lo dirigen con eficacia hacia las habitaciones de las quince viviendas.

El complejo, construido a partir de bloques de cemento y acabado con CemCRETE de una compañía sudafricana, dispone de un autosuficiente equipo de electricidad fotovoltaica que facilita el día a día de sus jovencísimos residentes. Nada de esto hubiese sido posible sin la ayuda internacional de un equipo formado por la contratista china Dji Fu, residente en Yibuti al igual que el arquitecto de Uganda John Andrews; el project manager austriaco Fritz Bachlechner, residente en Kenia; la arquitecta española Estrella de Andrés, también actualmente en Kenia, y el ingeniero keniano Oliver Kabure.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?