Esto es lo que te costaría una casa prefabricada

El tamaño, los materiales y sus acabados son factores esenciales para determinar el precio, pero también hay otros tantos elementos que deberías tener en cuenta si vas a dar el paso.

Las casas prefabricadas se han convertido en una alternativa de vivienda imparable.

Las casas prefabricadas se han convertido en una alternativa de vivienda imparable.

En numerosas ocasiones has tenido la oportunidad de leer acerca del fenómeno de las casas prefabricadas y cuáles son sus ventajas respecto a las viviendas de obra clásicas. Que muchas de ellas sean modulares permiten que, en caso de que la familia aumente, puedan expandirse de una forma mucho más sencilla que las tradicionales. Y también se ha escrito en decenas de ocasiones que el hecho de que estén hechas de piezas industrializadas provoca que gocen de un estándar más controlado que otros métodos de construcción con los que hemos crecido hasta la fecha. Pero la pregunta del millón sigue estando ahí: ¿cuánto cuesta en realidad un hogar de este tipo?

Uno de los elementos que en mayor medida determinan su precio es el material del que están hechas y sus acabados.

Uno de los elementos que en mayor medida determinan su precio es el material del que están hechas y sus acabados.

Sentimos decirte que no hay una cifra exacta porque, ante todo, hay una serie de elementos que varían dependiendo de los materiales escogidos y los acabados tanto exteriores como interiores. Cada uno puede gastarse lo que quiera porque por haber hay desde casas prefabricadas más estándar a otras que son de auténtico lujo. No obstante, desde aquí queremos arrojar algo de luz sobre el tema para que sepas a cuánto ascendería el presupuesto si en algún momento te animas a dar el paso.

El metro cuadrado del terreno es diferente dependiendo de la Comunidad Autónoma.

El metro cuadrado del terreno es diferente dependiendo de la Comunidad Autónoma.

Como puedes imaginarte, no es lo mismo una casa de acero u hormigón (las más caras) que una de madera (algo más baratas) o PVC (las más económica de todas). Dependiendo del tamaño y los materiales, el baremo puede ir fácilmente de los 30.000 a los 150.000 euros, aunque como decimos la cifra puede ser todavía más elevada si se opta por lo mejor que hay actualmente en el mercado. También hay que tener presente el metro cuadrado del terreno, que cambia considerablemente dependiendo de la Comunidad Autónoma: el precio promedio es de 200 euros por metro en España, pero no es lo mismo pretender disfrutar de una de estas casas en Madrid que, por ejemplo, en Badajoz. Para que te hagas una idea, solamente la compra de la parcela supone un 30% aproximadamente del presupuesto total, así que en el caso de que quieras ahorrarte unos miles de euros deberías decantarte por las zonas donde el suelo no tiene un precio tan astronómico.

Hay que realizar un estudio topográfico y geotécnico para saber si es posible construir una casa prefabricada en la parcela escogida.

Hay que realizar un estudio topográfico y geotécnico para saber si es posible construir una casa prefabricada en la parcela escogida.

Antes de todo ello, sin lugar a duda, hay que saber de primera mano si es posible construir una casa en la parcela que hemos escogido. ¿Cómo? Realizando tanto un estudio topográfico (que puede ir de los 250 a los 400 euros fácilmente) como geotécnico (que varía de los 600 a los 800 euros). En el hipotético caso de que el terreno esté en pendiente, además, se generarán unos gastos de construcción extras. Esto último nos lleva a otro elemento que tener en cuenta: la cimentación del espacio, que ronda los 200 euros por metro cimentado. A pesar de que los módulos ya están hechos de fábrica, antes de todo hay que preparar el terreno para que puedan montarse sin percances.

La cédula de habitabilidad es imprescindible para poder vivir en ellas.

La cédula de habitabilidad es imprescindible para poder vivir en ellas.

Aún hay más, por lo que no dejes aparcada la calculadora. Más allá del diseño de la casa, cuyo honorario del arquitecto muchas empresas ya incluyen en el precio final de compra, hay que tramitar con el ayuntamiento la licencia de obra para poder construir (este gasto, dependiendo de la Comunidad, va de los 150 a los 600 euros) y solicitar el suministro de agua y corriente eléctrica. Si el baño y la cocina no están perfectamente terminados, absolutamente nadie te dará una cédula de habitabilidad. Sabemos que hay muchos elementos a tener en cuenta, sí, pero a pesar de todo la construcción de una casa prefabricada sigue siendo mucho más rápida que la de una casa convencional. Sin ir más lejos, en poco más de tres meses podrías tener las llaves de tu hogar soñado. ¿Verdad que vale la pena tener presente de antemano todos estos factores?

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?