Nueva York ya no vivirá de espaldas al río gracias a BIG Architects

El estudio danés liderado por Bjarke Ingels ha diseñado un plan urbanístico que reconecta Brooklyn con el East River a través de un gran parque.

1 / 7
river street masterplan nueva york big architects 01

Recreación en vista aérea de todo el plan urbanístico, que abarca una superficie de cerca de 120.000 metros cuadrados.

river street masterplan nueva york big architects 02

La ensenada circular es uno de los elementos más destacados del plan de transformación de la ribera de Williamsburg

river street masterplan nueva york big architects 03

Se construirán dos rascacielos de uso mixto con mil viviendas, 250 de ellas de protección oficial para familias de bajos ingresos.

river street masterplan nueva york big architects 04

El plan extiende la conexión de la trama urbana hacia la ribera, animando a la gente a explorar la nueva zona verde adyacente.

river street masterplan nueva york big architects 06

La recuperación de la relación con el río permitirá la práctica de actividades acuáticas como el remo.

river street masterplan nueva york big architects 05

El nuevo parque tendrá una superficie de más de 24.000 metros cuadrados con áreas de picnic, paseo y descanso.

river street masterplan nueva york big architects 07

Las nuevas áreas verdes también contribuirán a absorber y mitigar las posibles crecidas del East River a causa de las tormentas.

La zona ubicada junto al East River en el barrio de Williamsburg, perteneciente al distrito de Brooklyn, es una de las últimas de Nueva York que todavía conserva las cicatrices de su pasado industrial, con una sucesión de muelles elevados, mamparos y barreras físicas que comprometen la relación entre la ciudad y el río.

Esta situación cambiará previsiblemente en unos años cuando se lleve a cabo el plan diseñado por el estudio BIG Architects en colaboración con Two Trees Management y James Corner Field Operations. El objetivo es restaurar los hábitats naturales que en su día tuvo la zona, caracterizada antaño por sus humedales y playas, mejorar la conexión del área urbana con el espacio público de la ribera y transformar el modo en que los neoyorquinos se relacionan con el East River.

El proyecto abarca desde Bushwick Inlet Park hasta Domino Park, solucionando la falta de conexión en la ruta pública de Williamsburg a Greenpoint. La reconstrucción y renaturalización de la ribera creará, entre otros elementos, una ensenada circular protegida que ofrecerá vistas panorámicas de Brooklyn y Manhattan, a la vez que proporcionará un espacio para actividades lúdicas como el baño o el remo. Los cajones de hormigón existentes se ampliarán con muelles-paisaje que actuarán como rompeolas frente a las corrientes del río y el oleaje provocado por los barcos.

El plan urbanístico también contempla la construcción de viviendas, espacios comerciales y otros edificios de utilidad pública. Destacan dos torres residenciales con un total de 1.000 viviendas, 250 de las cuales se ofertarán a precios por debajo de mercado. Las torres se orientarán de modo que no entorpezcan las vistas desde el vecindario hacia el río y maximicen la perspectiva del corredor formado por Metropolitan Avenue.

"Nuestra propuesta cierra una de las últimas brechas en la transformación continua del frente ribereño de Williamsburg en un hábitat natural postindustrial", ha comentado sobre este proyecto Bjarke Ingels, fundador de BIG Architects. En este sentido, el arquitecto danés ha vuelto a sus orígenes como arquitecto, a comienzos del siglo XXI, cuando junto a Julien De Smedt en el estudio PLOT contribuyó a la radical transformación del puerto de Copenhague en un espacio público recuperado para la capital danesa diseñando cinco piscinas al aire libre y un club náutico.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?