La elegancia es vivir en un piso en el centro de Amberes

Atelier 10.8 ha creado en esta casa en Amberes un espacio diáfano y luminoso que multiplica la amplitud a través del juego de transparencias y una mezcla tranquila de color. A esta sensación contribuye además el diseño a medida para ocultar enseres y toda la parafernalia tecnológica


 

1 / 11
Salon con separación de cristal y sillas de madera

Las mamparas de cristal interiores exaltan y difunden la luz natural. Las carpinterías son blancas en los ventanales y negras en las mamparas. El cruce de transparencias de la misma altura amplía e, incluso, multiplica el espacio. 

Salon y zona de trabajo con separación de cristal

Una gama de blancos, grises, negros y castaños crea una atmósfera calma y fluida, a través de la coherencia en la combinación entre los colores y los materiales.

Zona de trabajo con separaciones de cristal

Los ventanales que se abren a la terraza introducen vistas de la ciudad y abundante luz natural. Se ha creado un rincón de lectura con la butaca Flag Halyard, diseñada por Hans J. Wegner en 1950 y editada por PP Møbler. La lámpara de lectura es la Daphine Terra, de Tommaso Cimini para Lumina. La librería se ha hecho a medida con madera de roble.

Butacas de piel negra y madera

Los elegantes sillones Paper Knife son un diseño del danés Kai Kristiansen, editados por Miyazaky Chair Factory.

Salon con sofas de piel y vistas de la cocina

El estar y la cocina se comunican abiertamente. En la barra de la cocina, los taburetes Tractor, de la firma BassamFellows, realizados artesanalmente con madera de nogal. La butaca de madera y rejilla, en el estar, es la Kangaroo, diseñada por Pierre Jeanneret. Las mesitas auxiliares redondas son el modelo Nimbus, de Heerenhuis Manufactuur.

Salon con chimenea y vistas de la cocina

En el estar, el mobiliario se distribuye en torno a la chimenea, diseñada por el estudio Atelier 10.8. El sofá es el modelo Groundpiece, de Antonio Citterio para Flexform. Los cojines se han realizado con telas de Bruder y Mark Alexander. El suelo del estar es de tarima de roble aceitado. La alfombra, de lana 100%, es una edición limitada.

Cocina con frontales de piedra y muebles de madera

El mobiliario integral de la cocina es un diseño de Atelier 10.8, realizado a medida por Decolust con madera de roble con un acabado oscuro. La encimera es de mármol de Carrara. En el suelo y el antepecho se ha utilizado piedra natural Pietra di Medici, cuyo tono dorado encaja en la paleta de colores utilizada en el interiorismo de este ático.

Cocina con frontales de madera isla

La sensación de serenidad que se respira en la cocina se debe, en gran medida, al ocultamiento de enseres y electrodomésticos. Por ejemplo, los hornos y la cafetera, guardados en armarios, se muestran solo cuando se usan. La Lámpara es la I-Model, del fabricante Anour. Las piezas de cerámica son de Vicent Van Duysen para When The Objects Works. La grifería es de Vola.

Cama con ropa de cama de color azul

La cama y el cabecero, tapizados en gris, son del fabricante LS Bedding. La ropa de cama, los cojines y la manta son de la firma Mikmax.

Bañera de marmol con separación de cristal

El baño se integra en el dormitorio principal, separando el lavamanos y la ducha con mamparas de cristal enmarcadas con metal negro que remarcan la verticalidad. La bañera, del fabricante Bette, se ha revestido con mármol de Carrara y se sitúa frente a la cama. La cerámica negra con tapa de madera es un diseño de Vincent Van Duysen para When the Objects Work.

Baño con dos espejos y planta con petalos de color rosa

En el baño, los lavamanos son un diseño de Atelier 10.8, realizados a medida con mármol de Carrara. Jabones de Aesop, en JC Apotecari

El deseo explícito del cliente había sido claro: que el piso dé la sensación de apertura de un loft, pero con capacidad para almacenamiento. El vector vertical asociado a las transparencias construye eficazmente esa sensación: los ventanales de suelo a techo se abren a la luz que llega del exterior y las mamparas de cristal interiores la exaltan y difunden. Carpinterías blancas en los ventanales y negras en las mamparas. El cruce de transparencias de la misma altura amplía e, incluso, multiplica el espacio. Líneas verticales también dibujan los armarios blancos que cubren las paredes de la cocina, de suelo a techo. Y los armarios (para el ojo) solo son rayas que contribuyen a transmitir la sensación de apertura que exigía el proyecto (a cargo del estudio de diseño interior Atelier 10.8). Una gama de blancos, grises, negros y castaños crea una atmósfera calma y fluida, a través de una cuidadosa coherenciaen la combinación entre los colores y los materiales (Pietra di Medici, Carrara cepillado, roble teñido, detalles y acabados en latón negro), entre los objetos y su ubicación volumétrica en el espacio. En este piso con aires de loft resalta la relación entre las zonas, diferenciadas en su función, pero bañadas por la misma luz y una sensación de serenidad generada en gran medida por el ocultamiento de enseres y electrodomésticos. Por ejemplo, los hornos y la cafetera, guardados en armarios, se muestran solo cuando se usan; el televisor se esconde detrás de un panel sobre la chimenea, y las bocas de ventilación funcionan en todas partes, pero no se ven. El baño como parte del dormitorio busca parecerse a una habitación de hotel. Y las ramas de una orquídea (esa planta que parece creada por un inspirado decorador) simbolizan la ligereza elegante de este piso para una pareja treintañera.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?