Rosa-Violán se divierte en el BLESS Hotel Madrid

El interiorista despliega para el primer establecimiento de BLESS Collection Hotels su habitual sofisticación y elegancia

Juanito Jones

Vista general de uan de las habitaciones del Hotel Bless Collection Madrid.

Vista general de uan de las habitaciones del Hotel Bless Collection Madrid.

BLESS Collection Hotels, la nueva marca de lujo de la cadena hotelera ibicenca Palladium Hotel Group, se ha propuesto como misión principal ser pionera del lujo hedonista con establecimientos en destinos vacacionales y urbanos que garanticen experiencias únicas al cliente. El de Madrid, ubicado en el número 62 de la calle Velázquez, que abrirá sus puertas en enero de 2019, será el primero de una serie de hoteles únicos con vocación de ser coleccionables.

 En las paredes y techos del hotel encontramos las molduras de la firma Orac Decor, que han contribuido a generar una atmósfera cálida y acogedora, a la vez que elegante.

El estudio del diseñador Lázaro Rosa-Violán se ha encargado del diseño integral de este primer establecimiento. Según Rosa-Violán, se tratará de un hotel “disruptivo, histórico y divertido”. Un lugar que tiene vocación de no parecer un hotel gracias a la reinterpretación de manera muy sutil del estilo de las viviendas del barrio de Salamanca de Madrid, garantizando de esta manera esa identidad propia y por tanto el carácter coleccionable del hotel.

En la majestuosidad de los techos destacan los rosetones con anillos concéntricos de gran tamaño de Orac Decor y también las cornisas modelo Canterbury, cuyo patrón rectilíneo en la parte superior e inferior enfatiza enormemente la belleza arquitectónica de las estancias.  

Tanto las habitaciones, estándar y suite, como los pasillos y las zonas de huésped tienen un tratamiento atemporal más calmado. Destaca el hecho de que todas las habitaciones tienen chimenea (buscando esa sensación doméstica) y que los cabeceros de las habitaciones estándar, diseño original de Williams Morris, las paredes y los techos cuentan con molduras de la firma Orac Decor, indispensables para crear esa atmósfera cálida y acogedora, a la vez que elegante que reina en las estancias.

Contrastan con las habitaciones las zonas comunes. Ahí es donde encontramos en su máximo esplendor tanto la arquitectura sensorial, el estilo y sello de Lázaro Rosa-Violán como esa abstracción de Madrid, el estilo neo-castellano.

Uno de los baños de Hotel Bless Collection Madrid.

Destaca el acceso, el Velázquez 62.5 Boulevar, de estética entre la antigua entrada de carruajes y un pasaje comercial. Se caracteriza por el pavimento adoquinado y las paredes y arcos forrados de alicatado además de abundante vegetación. Y el restaurante Etxeko Madrid, capitaneado por Martín Berasategui, centrado en platos tradicionales vascos que se servirán en un espacio que trata de recrear el ambiente de un mesón madrileño usando elementos como los colores amarillo albero y el rojo carmesí, gráficos de punto de cruz aplicados a baldosas de cerámica, visillos brocados que pueden recordar al ganchillo, cristales texturizados en ámbar, lámparas de hierro fundido e iluminación extra cálida para hacer aún más acogedor el espacio y potenciar la paleta de colores.

Detalle de uno de los escritorios de las 111 habitaciones con las que cuenta el Hotel Bless Collection Madrid.

El Fetén Bar Clandestino será un divertido y elegante espacio con bolera; el bar de la azotea, llamado Picos Pardos, tendrá una piscina. Entre el personal del Bless Hotel Madrid podremos encontrar un Bathologist, un mayordomo de jabones, que ofrecerá varias experiencias prediseñadas o personalizadas basándose en distintos factores: tipo de piel, aromas, etcétera, con el fin de disfrutar de una experiencia de baño única.

En el Hotel Bless Collection no podía faltar un refugio en el que tomarse un buen cóctel como es el Fetén Bar Clandestino.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?