Descubre por qué las casas prefabricadas le deben tanto a Jean Prouvé

La exposición "El universo de Jean Prouvé. Arquitectura / Industria / Mobiliario" en CaixaForum Madrid repasa la obra del industrial y diseñador de mobiliario francés que revolucionó las técnicas de construcción con elementos prefabricados.

1 / 10
JeanProuvé04

Edificio industrializado, maqueta, aluminio y madera (1955). Colección Centre Pompidou, París, Musée National d’Art Moderne-Centre de Création Industrielle. Donación de la Clarence Westbury Foundation

jean prouve casa métropole

La Casa Métropole (1950) se produjo en dos tamaños, de 8x8 metros y 8x12 metros.

jean prouvé casa les jours meilleurs

La Casa Les Jours Meilleurs (1956), fue la respuesta de Prouvé al llamamiento del abate Pierre para alojar a los sintecho en el invierno de 1954. Ideó un apartamento de dos dormitorios y 50 metros cuadrados, fabricado industrialmente y montado in situ.

jean prouvé aeroclub roland garros

El aeroclub Roland Garros (Buc, 1935-1936) fue su primer proyecto con estructuras totalmente metálicas y de vidrio.

JeanProuvé01

Alpexpo, estudio, Grenoble, 1967. Colección Centre Pompidou, París, Musée National d’Art Moderne-Centre de Création Industrielle. Donación de la Familia Prouvé.

JeanProuvé10

Casa Coque, Salon des Arts Ménagers, París, Grand Palais, 1951. Colección Centre Pompidou, París, Musée National d’Art Moderne-Centre de Création Industrielle. Fondo Jean Prouvé de la Biblioteca Kandinsky. Donación de la Familia Prouvé.

JeanProuvé03

Montaje del grupo escolar provisional, Villejuif (Val-de-Marne), 1957. Colección Centre Pompidou, París, Musée National d’Art Moderne-Centre de Création Industrielle. Fondo Jean Prouvé de la Biblioteca Kandinsky. Donación de la Familia Prouvé.

JeanProuvé14

Estudio de fachada en celosía ("voile-grille"), 1952. Colección Centre Pompidou, París, Musée National d’Art Moderne-Centre de Création Industrielle. Donación de la Familia Prouvé.

jean prouvé pabellón centenario aluminio

El pabellón centenario del aluminio fue encargado a Prouvé en 1953 por aluminios Français. La obra habría de servir como lugar en el que exponer la historia del aluminio para conmemorar los 100 años de la empresa. Se trata de uno de los pocos edificios que Prouvé realizó sin la ayuda de un arquitecto, por lo que marcó un momento culminante en su obra.

jean prouvé retrato

Jean Prouvé.

Jean Prouvé (1901-1984) es uno de esos personajes fascinantes hechos a sí mismos, inquieto y polifacético, que sin tener el título de arquitecto ni el de diseñador –al igual que otros genios como Frank Lloyd Wright– trabajó con algunos de los grandes arquitectos de la modernidad, como Robert Mallet-Stevens y Le Corbusier, porque tuvo la sensibilidad y la intuición necesarias para entrever el futuro de la construcción moderna. Por eso, la exposición que le dedica CaixaForum Madriddel 4 de marzo al 13 de junio de 2021 es una magnífica oportunidad de acercarse a su biografía, su trayectoria y sus aportaciones fundamentales.

Segunda colaboración del Centro Pompidou de París con la Fundación "la Caixa", la exposición recoge unas 235 piezas –146 de ellas originales–, entre maquetas, planos, fotografías, dibujos, mobiliario y documentos, procedentes de las colecciones de arquitectura y diseño del Centro Pompidou de París, que ingresaron en el museo en su mayoría gracias a una donación de la familia del creador.

El recorrido expositivo destaca cómo Jean Prouvé, que empezó su carrera como herrero artesano, se convirtió en un industrial versátil y polifacético, capaz de proyectar desde casas prefabricadas, mercados y estaciones de servicio hasta mobiliario de todo tipo, con una marcada conciencia social.

Ya desde los inicios de la década de 1930 Prouvé encaminó su empresa, Ateliers Jean Prouvé, hacia la industrialización en serie. "En 1934-1935 imaginé otra forma de hacer arquitectura; es decir, otra forma de utilizar los materiales [...]. Imaginé edificios con una estructura, de igual modo que el ser humano tiene un esqueleto, a la que había que añadir el complemento; y el complemento lógico para un esqueleto —ya fuera de acero, de hormigón o de madera— consistía en envolverlo en una fachada, una que fuera ligera puesto que la estructura se sostiene por sí sola".

Pero el verdadero impulso de su visión de la construcción industrializada llegó después de la Segunda Guerra Mundial, cuando una Europa devastada por la contienda necesitaba una reconstrucción rápida y asequible de las viviendas e infraestructuras destruidas. De esa etapa inmediatamente posterior al conflicto son sus proyectos de casas prefabricadas más conocidos como la Casa Tropique (1949), la Casa Métropole (1950), la Casa Coque (1951) –que, como novedad, se ensamblaba a partir de paneles de cubierta curvos con sus soportes metálicos– y la Casa Les Jours Meilleurs (1956).

Jean Prouvé fue el hombre de la chapa plegada, de los muros cortina, de las juntas y rigidizadores imprescindibles para los paneles de fachada. Sus innovaciones fueron determinantes para que, décadas más tarde, otra arquitectura residencial, más rápida, eficiente y sostenible, encarnada en la nueva generación de casas prefabricadas, sea posible.

Suscríbete a nuestra newsletter para saber más sobre arquitectura prefabricada.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?