Llévate tu casa prefabricada plegada e instálala en solo tres horas

La firma letona Brette Haus ha diseñado una mini cabaña modular de madera CLT que se transporta en camión y se despliega en el lugar gracias a un sistema de bisagras.

Brette Haus ofrece tres tipos de cabañas (rústica, urbana y compacta) con tamaños que van de los 18 a los 47 metros cuadrados.

Brette Haus ofrece tres tipos de cabañas (rústica, urbana y compacta) con tamaños que van de los 18 a los 47 metros cuadrados.

Ultimamente en Arquitectura y Diseño no paramos en publicar noticias de casas prefabricadas que baten récords de velocidad en construcción e instalación. Pues bien, tenemos un nuevo candidato a encumbrarse en lo alto del podio de este tipo de arquitectura: la firma letona Brette Haus, con sede en Riga, dispone de varios modelos de cabaña cuya instalación no supera las tres horas gracias a un mecanismo de despliegue único.

Las cabañas se pliegan en forma de cubo para facilitar su transporte en camión.

Las cabañas se pliegan en forma de cubo para facilitar su transporte en camión.

Las cabañas, con un tamaño máximo de 47 metros cuadrados, están realizadas con madera contralaminada CLT, y se transportan con camión en forma de cubo. Una vez depositadas sobre el terreno, un sistema de bisagras despliega los volúmenes. Las construcciones se suministran con todo lo necesario para habitarlas nada más desplegarlas: conducciones, instalación eléctrica, desagüe, iluminación, baño y cocina. Los usuarios también pueden solicitar modelos desconectados de la red y equipados con un kit de alimentación solar.

Las construcciones están realizadas con madera contralaminada CLT, un material con una huella de carbono neutral.

Las construcciones están realizadas con madera contralaminada CLT, un material con una huella de carbono neutral.

El sistema de bisagras con el que están realizadas significa que las casas pueden volver a plegarse y llevarse a otra parte –según la firma, soportan hasta 100 ciclos de plegado y desplegado–, con lo que se convierten en una opción de refugio nómada y sostenible. Además, el material con el que están fabricadas las hace neutras en cuanto a emisiones de carbono. Su construcción genera un 80% menos de residuos y consumen un 99% menos de agua que otras viviendas convencionales. Por otro lado, el hecho de que sean transportables y no requieran de cimentación hace que en la mayoría de casos no requieran de permisos de construcción ya que son asimilables a una caravana o motorhome.

Gracias a su sistema de plegado y a que no necesitan cimentación, las cabañas pueden transportarse fácilmente e instalarse en cualquier parte.

Gracias a su sistema de plegado y a que no necesitan cimentación, las cabañas pueden transportarse fácilmente e instalarse en cualquier parte.

La firma ofrece tres tipologías de cabaña: rústica, con típica forma de cubierta a dos aguas; urbana, compuesta por volúmenes rectangulares, y compacta, con aspecto similar a un contenedor de transporte. El modelo más básico, de 18 metros cuadrados, cuesta 18.000 €.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?