Las mejores vistas de las montañas nevadas de los Alpes están en esta casa prefabricada

El refugio Sasso Nero diseñado por el estudio Stifter+Bachmann se erige a más de 3.000 metros de altura en el valle de Aurina, en el Alto Adigio, y es capaz de resistir vientos huracanados.

Si eres de los que no se quedan en casa frente a las circunstancias actuales y te propones viajar estas Navidades porque te encanta el alpinismo, este puede ser uno de tus destinos. Como una piedra preciosa que emerge de la montaña y ha sido tallada por el viento se alza, a 3.026 metros de altura, el refugio Sasso Nero en los Alpes italianos, al cual se accede tras más de tres horas de ascensión a pie desde el valle de Aurina. El estudio Stifter+Bachmann optó por una casa prefabricada con elementos de madera que fueron llevados por un teleférico construido para la ocasión para su montaje in situ. La estructura se revistió luego con cobre, un material que alude al pasado minero de la región y que también fue elegido por su mutabilidad, al "envejecer" naturalmente con el paso del tiempo y la acción de los elementos naturales, lo que no le resta resistencia. Para minimizar su huella en el entorno, la cabaña prefabricada toca el suelo solo a lo largo de cimientos de tiras estrechas que están ancladas en la roca, y se eleva a una altura de seis pisos. La construcción tardó dos años en completarse debido a la dificultad de acceso al lugar, y está diseñada para resistir los vientos huracanados que a menudo azotan las montañas de los Alpes.

1 / 7
refugio sasso nero stifter bachmann fachada foto olivier jaist

La cabaña prefabricada tiene seis plantas y forma hexagonal. Los dos niveles inferiores se encuentran bajo las rocas y albergan servicios para los excursionistas.

refugio sasso nero stifter bachmann vista fachada foto olivier jaist

La fachada exterior de la casa prefabricada es de cobre y evoca el pasado minero de la región. Con el tiempo adquirirá una pátina oscura, pareciéndose a una roca negra, en honor al nombre del refugio, Sasso Nero.

refugio sasso nero stifter bachmann detalle fachada foto olivier jaist

Las ventanas de pequeño formato instaladas en los dormitorios son el modelo GGL Performance de Velux, capaces de soportar los cambios de presión y los fuertes vientos de la zona que pueden alcanzar los 100 km/h. No tienen protección solar por una sencilla razón: los excursionistas normalmente se van a dormir cuando oscurece y se levantan justo antes del alba.

 

refugio sasso nero stifter bachmann vista general foto olivier jaist

La casa prefabricada, inaugurada en 2018, se ubica 100 metros por encima del antiguo refugio Vittorio Veneto, construido en 1894 y ahora demolido.

refugio sasso nero stifter bachmann dormitorio foto olivier jaist

El interior de la casa prefabricada está hecho completamente de madera de abeto natural. Siguiendo la tendencia actual en el diseño de refugios alpinos autosuficientes, Sasso Nero logra un aislamiento de hasta el 80% sin necesidad de sistema de calefacción de apoyo. 

refugio sasso nero stifter bachmann comedor foto olivier jaist

El comedor comunitario se ubica en la última planta y goza de panorámicas de las montañas de los Alpes en 360 grados.

refugio sasso nero stifter bachmann vista general 02 foto olivier jaist

El proyecto de la casa prefabricada surgió de un concurso que Stifter+Bachmann ganaron en 2013. El proyecto dividió a la opinión pública por su diseño poco convencional. La construcción comenzó en junio de 2016 y continuó durante dos cortos veranos alpinos hasta concluirse en octubre de 2017.

 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?