Norman Foster prueba la sensación de vivir en Beverly Hills

El estudio del arquitecto británico diseña para la exclusiva zona de Los Angeles un complejo de residencias cubiertas de vegetación, jardines elevados y un hotel de lujo.

One Beverly Hills es un proyecto mixto que incluye torres residenciales, un hotel de lujo y un centro comercial rodeado de zonas verdes.

One Beverly Hills es un proyecto mixto que incluye torres residenciales, un hotel de lujo y un centro comercial rodeado de zonas verdes.

Para muchos que vivieron su adolescencia y primera juventud en la década de los noventa, la serie de televisión 90210 Beverly Hills representó el epítome del estilo de vida despreocupado de la juventud acomodada californiana, hasta el punto de que esa zona de Los Angeles se convirtió en sinónimo de opulencia, sol y palmeras. La serie tuvo tal impacto que convirtió a sus actores en personajes mediáticos y protagonistas del papel cuché, y en 2019 se relanzó, ya sin la presencia del malogrado Luke Perry, muerto a comienzos de ese año.

Los edificios, de formas curvilíneas, incorporan la vegetación en su fisonomía.

Los edificios, de formas curvilíneas, incorporan la vegetación en su fisonomía.

El nuevo proyecto de Foster+Partners en Beverly Hills no hace más que redundar en esa imagen de exclusividad que destila este barrio pudiente. Promovido por Alagem Capital Group y Cain International, One Beverly Hills es un proyecto que abarca siete hectáreas en un área triangular en la confluencia de Wilshire Boulevard y Santa Monica Boulevard, cerca de hoteles de lujo como el Beverly Hilton y el Waldorf Astoria Beverly Hills.

El proyecto ocupa un área triangular de siete hectáreas en una de las zonas más exclusivas de Beverly Hills

El proyecto ocupa un área triangular de siete hectáreas en una de las zonas más exclusivas de Beverly Hills

La propuesta del estudio británico contempla dos torres residenciales de 303 viviendas, un hotel de "ultra lujo" con 42 suites y 37 residencias y un centro comercial de cuatro plantas. Todo ello rodeado de zona verde con más de 300 especies de plantas y árboles que según Norman Foster referencian la historia natural de la zona.

Los renders presentados por los autores muestran dos edificios circulares de fachadas acristaladas rematadas por un conjunto irregular de balcones curvilíneos en los que también crecerá abundante vegetación.

El paisajismo, firmado por el estudio RIOS, incluye nueve jardines diferentes, estanques y dos senderos de 1,5 kilómetros que separan las zonas públicas y privadas.

El paisajismo, firmado por el estudio RIOS, incluye nueve jardines diferentes, estanques y dos senderos de 1,5 kilómetros que separan las zonas públicas y privadas.

Como no podía ser de otro modo tratándose de un proyecto de Norman Foster, One Beverly Hills se ha diseñado para que alcance los más altos estándares de sostenibilidad y bienestar, en concreto los certificados LEED Platinum y Well. Para ello se utilizarán materiales con baja huella de carbono y tecnologías inteligentes como atenuación de la luz natural de acuerdo con el ritmo circadiano, iluminación LED y sistemas de climatización de alta eficiencia energética.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Arquitectura y Diseño?