Abre tu casa a la luz natural

De aluminio o PVC, las nuevas ventanas conquistan el espacio con diseños cada vez más grandes, livianos y manejables

David Quesada

Ventanas de la firma Vitrocsa en una casa de los arquitectos Graça Correia y Roberto Ragazzi

Ventanas de la firma Vitrocsa en una casa de los arquitectos Graça Correia y Roberto Ragazzi

Foto: Juan Rodriguez

El sistema de fachada Schücco FWS 35 PD ofrece un perfil de tan solo 35 mm capaz de cumplir aún así los valores de aislamiento térmico según los estándares Passivhaus

El sistema de fachada Schücco FWS 35 PD ofrece un perfil de tan solo 35 mm capaz de cumplir aún así los valores de aislamiento térmico según los estándares Passivhaus

Proyecto de Bruno Erpicum

Proyecto de Bruno Erpicum

Foto: Eugeni Pons

Hoy en día son normales sistemas de 140 cm de ancho por 300 de alto en una sola hoja

Hoy en día son normales sistemas de 140 cm de ancho por 300 de alto en una sola hoja

Una escueta puerta practicada en un paño de cristal

Una escueta puerta practicada en un paño de cristal

AluClip Zero, de Kömmerling, es un sistema de carpintería mixta con el que se logra aunar la estética del aluminio con las más elevadas prestaciones del PVC

AluClip Zero, de Kömmerling, es un sistema de carpintería mixta con el que se logra aunar la estética del aluminio con las más elevadas prestaciones del PVC

En el sistema OpenMAX Premium, de Deceuninck, cada hoja se coloca y desliza de manera independiente, transformando espacios entre las estancias o en salidas al jardín o terraza

En el sistema OpenMAX Premium, de Deceuninck, cada hoja se coloca y desliza de manera independiente, transformando espacios entre las estancias o en salidas al jardín o terraza

Corredera elevadora con solera extraplana, de Finstral

Corredera elevadora con solera extraplana, de Finstral

Ventana corredera Artyal, de Technal, en una casa de ANTE Architecten

Ventana corredera Artyal, de Technal, en una casa de ANTE Architecten

Galería

El Movimiento Moderno abanderó una arquitectura más ligera y transparente, con grandes huecos para atrapar la luz natural y crear entornos más confortables y visualmente limpios. Hasta hace unos años solo era posible cerrar estos huecos con acristalamientos fijos o con ventanas que requerían varias hojas y gruesos perfiles. Con el tiempo, la industria ha conseguido desarrollar modelos que combinan hojas de gran tamaño con perfiles cada vez más delgados y sofisticados herrajes capaces de manejar fácilmente el creciente peso de estos sistemas.

Angel Ripoll, director de marketing y comunicación de Technal, pone datos a la evolución de la capacidad de las ventanas para abarcar luces cada vez más grandes: “Hasta finales de los años noventa, una ventana abisagrada de una hoja estándar no superaba los 75 cm de anchura y los 140 cm de altura (215 cm si se trataba de una balconera) y su peso raramente superaba los 30-40 kg de peso. La evolución técnica (materiales), arquitectónica (diseño) y social (cada generación es más alta que la anterior) ha modificado sensiblemente estos datos, especialmente en la última década. Hoy es habitual realizar ventanas abisagradas de 110 cm de ancho por 230 cm de alto y con un peso (debido a la superficie y espesor del acristalamiento) de 100 a 120 kg por hoja”.

Para Ripoll las claves de esta evolución han sido la industria del vidrio por un lado y los elementos de transporte por otro: hoy en día son norma dobles y triples acristalamientos con capas que reducen el factor solar. La industria de las carpinterías ha tenido que desarrollar sistemas de manipulación y transporte que permitan elevar los 500 kg que puede llegar a pesar una luna de estas características a un sobreático, por ejemplo. Esta carrera por aumentar el tamaño de las superficies acristaladas y reducir el de los perfiles se da tanto en los sistemas de aluminio como en los de PVC.

Loading...