Todas las ventajas del microcemento

Fácil de aplicar sobre cualquier soporte, combina una estética impecable con una resistencia a prueba del tiempo

David Quesada

Proyecto de ColectivArquitectura

Proyecto de ColectivArquitectura

Foto: Eugeni Pons

Encimera de cocina de microcemento en un proyecto de Pablo Méndez Paz

Encimera de cocina de microcemento en un proyecto de Pablo Méndez Paz

Foto: Juan Rodríguez

Suelo y paredes de microcemento Topcret

Suelo y paredes de microcemento Topcret

Proyecto de Martin Muriano

Proyecto de Martin Muriano

Foto: Eugeni Pons

Suelo y bañera de microcemento en una casa de 70F Architecture

Suelo y bañera de microcemento en una casa de 70F Architecture

Foto: Eugeni Pons

Espacio de Casa Decor revestido con Baxab, de Topcret

Espacio de Casa Decor revestido con Baxab, de Topcret

Casa de Víctor Rahola y Jorge Vidal, con interiorismo de Marcos Catalán y Víctor Bergnes

Casa de Víctor Rahola y Jorge Vidal, con interiorismo de Marcos Catalán y Víctor Bergnes

Foto: Eugeni Pons

Galería

Cambiar el pavimento del suelo y el revestimiento de las paredes es uno de los grandes "cocos" de toda obra de reforma; un sinónimo de escombros, polvo y trabajo arduo –sobre todo si uno se lanza a hacerlo por su cuenta–. Por eso, cualquier alternativa que contribuya a minimizar estos inconvenientes es bienvenida, y en este sentido los microrrevestimientos de base cementicia son una de las opciones más interesantes.

El microcemento es un producto elegante y original que se puede aplicar en la mayoría de las superficies (como azulejos, paredes de yeso e, incluso, muebles de madera) gracias a su capacidad de adherencia. Además de su durabilidad, presenta una gran resistencia al agua y a los golpes. Y al tener un espesor de pocos milímetros, resulta adecuado para cambiar suelos sin tener que modificar o rebajar puertas. Hasta puede aplicarse en escaleras. Pocas opciones combinan el refinamiento de un acabado que es tendencia (las superficies continuas y sin juntas) con sus ventajas prácticas.

Por otro lado, el microcemento genera una superficie totalmente impermeable. Al estar libre de juntas, no le afectan el polvo y la suciedad. Su atractiva estética y nulo mantenimiento lo convierten en la opción perfecta para su aplicación en encimeras de cocinas y espacios húmedos, como lavabos, bañeras y recintos de ducha.

De su resistencia dan prueba productos como Baxab, la apuesta más tecnológica de la firma Topcret. Se trata de un revestimiento que consta de dos capas, una capa interna aplicada a la superficie existente altamente resistente a la presión y los quiebros, lo que genera un manto sólido, estable y muy duradero; y un acabado final también de extrema resistencia inmune a los rayados, manchas y quemaduras. En conjunto, la tecnología de Baxab permite lograr una superficie virtualmente indestructible y un acabado decorativo sofisticado, noble y duradero. Nada tan fino es tan duro.

El microcemento permite una extensa gama de acabados que abarcan desde los colores minerales y tierra hasta tonalidades más vivas como rojos, verdes y amarillos intensos. Su abanico de posibilidades no se limita a una paleta de color estándar ya que su método de coloración permite crear todo tipo de colores.

Loading...