10 reformas por menos de 500 euros

Buenas ideas y cambios sencillos para mejorar tu espacio sin que la cartera se resienta

Daniel Amador

[01] Papel protagonista
01

Papel protagonista

En una única pared o en toda una habitación, el papel pintado transforma los espacios sin cambiar ni un mueble. Empapelar cuesta a partir de 12 € el metro cuadrado. Si lo vamos a hacer nosotros se recomienda elegir un papel preencolado: solo hay que humedecerlo y colocarlo, o uno vinílico con base tejido-no tejido: es más resistente y solo hay que aplicar cola a la pared o al papel. Para saber cuántos rollos se necesitan hay que calcular el perímetro de la habitación por el ancho del rollo. Papel de la colección Anima, diseño de Andrea Zarraluqui para Coordonné.

[02] Sacar los colores
02

Sacar los colores

Una pared de la cocina o del dormitorio infantil puede pasar de una superficie blanca a una pared de pizarra, desde la clásica negra (10,28€/250 ml de Valentine), hasta los atrevidos fresa o naranja. Es fácil de aplicar y no necesita una imprimación previa (13,75 € de Beissier), a menos que se trate de una pared de Pladur. También puede estrenarse puertas aplicándoles dos capas de esmalte, como el Acrylic Satinado de Bruguer (14,95€/750 ml en Bauhaus); es un 40% más barato que si se lacan.

[03] De quita y pon
03

De quita y pon

Los vinilos permiten personalizar una pared con toda clase de motivos, desde geométricos hasta imágenes propias; son fáciles de colocar y removibles. En Myvinilo los hay a partir de 15,90 €.

[04] Paredes con estilo
04

Paredes con estilo

Las paredes no tienen por qué ser lisas: una moldura o un zócalo les aportan textura y elegancia de una forma fácil. La nueva colección de zócalos Modern, de Orac Decor, puede servir también para integrar iluminación. El modelo High Line de la imagen, diseño de Pierre Daems, es el más vendido de la colección, y cuesta 20,66 € el metro lineal.

[05] Reestrenar cocina
05

Reestrenar cocina

Si está deteriorada o ha perdido color, se puede renovar la encimera de la cocina sin tener que quitar la existente ni los huecos del fregadero. La solución pasa por recubrirla de microcemento (desde 50 € el metro cuadrado en Topcret), disponible en distintos colores y con un acabado a la cera antihumedad, especial para cocinas y baños

Foto: Juan Rodríguez

[06] Un plus de funcionalidad y ahorro
06

Un plus de funcionalidad y ahorro

El fregadero y la grifería pueden renovarse para ganar un plus de ahorro. Hay fregaderos de un seno con escurridor por menos de 40 €, como el modelo Fyndig de la imagen, de Ikea (39,99 €). Además de los de acero, los de resinas están disponibles en muchos colores. Un grifo con apertura frontal en frío evita que la caldera se encienda cuando no es necesario; el mezclador para cocina con caño giratorio L20, de Roca, dispone de esta tecnología y cuesta desde 105 € + IVA.

[07] Pisadas diferentes
07

Pisadas diferentes

Hay suelos laminados (como el de la imagen, el modelo Eligna Wide, de Quick-Step, que vale 24,95 €/metro cuadrado) y cerámicos (como el Techlam de la coleción Cosmos, de Levantina, 30 €/metro cuadrado) que no precisan obras. Se instalan sobre el existente, e incluso algunos –los parquets flotantes con sistema clic– pueden desmontarse y trasladarse si se cambia de casa. Los suelos de piedra ya son otra opción para una reforma rápida: Levantina también tiene un mármol, el Crema Marfil Tile, con un espesor de 1,2 cm y varios formatos que cuesta desde 55 €/metro cuadrado. Otra alternativa son los vinílicos. En rollo o en losetas, son adhesivos y se instalan sobre cualquier superficie. Al ser muy finos (entre 1,5-3 mm) no habrá que rebajar las puertas. El modelo Scala 30, de DLW Flooring, cuesta 40 €/metro cuadrado con instalación incluida.

[08] Como el primer día
08

Como el primer día

Cada cierto tiempo –entre 10 y 15 años– el suelo de madera debe lijarse y barnizarse (desde 15 €/metro cuadrado). Hay que tener en cuenta que la tarima maciza y el encolado admiten más renovaciones que el parquet flotante, cuya vida suele ser de unos 30 años. Solo el hecho de lijarlo contribuirá a aclarar y renovar el aspecto del parquet de toda la casa. Suelo gris ceniza de la firma Detarima.

[09] Más y mejor luz
09

Más y mejor luz

Sustituir una puerta ciega por otra de cristal permite que la luz llegue a todos los rincones. Si ya se tienen puertas de cristal, se puede cambiar alguno por cristal al ácido o darle un aspecto grabado con adhesivos. En la imagen, modelo corredero de Rimadesio.

[10] Un interruptor, muchas luces
10

Un interruptor, muchas luces

Los reguladores de intensidad en las lámparas permiten jugar con luz y controlar el consumo, reduciéndolo hasta un 50%. En el caso de los focos halógenos empotrados hay que sustituir el interruptor por un pulsador (el más básico es uno de rosca). Hay reguladores en forma de pastilla de 15-500 W compatibles con cualquier pulsador del mercado a partir de 24 €. Para las lámparas de sobremesa, los reguladores se instalan en el mismo cable y tienen un coste de unos 35 €/u. En general, las bombillas de bajo consumo (fluorescentes compactas o CFL) no admiten reguladores. Tampoco todas las lámparas LED son regulables; hay que comprobar esta característica en la información del producto. Una lámpara estándar de Philips de 9 W (equivalente a una incandescente de 60 W) con rosca E27 y ampolla transparente cuesta 12,99 €. Conjunto de interruptores y regulador en acabado antracita de la colección 1950, de Font Barcelona.

Galería

Una reforma en profundidad es algo que por su coste en tiempo y dinero solo puede acometerse un número limitado de veces en la vida. Mientras, ¿tenemos que quedarnos de brazos cruzados? Ni mucho menos. Existen infinidad de cambios fáciles de realizar que nos pueden ayudar a dar un aire nuevo a la casa y hacerla más bonita, funcional y acogedora. He aquí algunas propuestas muy asequibles. ¡Bienvenidos al poder transformador de los pequeños gestos!

Loading...