6 pequeñas obras que dan luz y espacio a tu hogar

Tabiques de cristal, puertas correderas, muretes... son ideas ingeniosas y fáciles que ayudan a crecer la casa y llenarla de energía

[01] Una cocina libre de barreras
01

Una cocina libre de barreras

Antes de abordar una reforma radical de la cocina –uno de los cambios más gravosos en términos de tiempo, dinero y obras molestas–, puedes optar por alternativas como sustituir las paredes que la rodean por puertas correderas y de cristal, creando una caja más abierta y comunicada con el resto de la casa. Un ejemplo es este proyecto de rehabilitación de Joan Casals Pañella.

Foto: Eugeni Pons

[02] Atrévete con la luz cenital
02

Atrévete con la luz cenital

Podemos obtener luz del techo practicando huecos en cubierta para iluminar espacios que no dan a fachada, como pasillos y baños. Esos huecos pueden cerrarse con ventanas convencionales o con tubos solares, como el de Velux de la imagen, diseñado por Ross Lovegrove. El resultado es rápido y sorprendente.

[03] Diluye los límites con superficies permeables
03

Diluye los límites con superficies permeables

Es posible separar y diferenciar espacios y funciones con soluciones que huyan de la típica compartimentación y proporcionen una mayor sensación de amplitud. Prescinde de las puertas opacas y prueba con sistemas y soluciones más soft, como la puerta transparente Siparium de la imagen, diseño de Giuseppe Bavuso para Rimadesio

[04] Rincones inéditos para guardar cosas
04

Rincones inéditos para guardar cosas

Aprovecha el espacio bajo la ventana con un banco a medida que sirva como rincón de lectura y lugar de almacenaje. Planifica el banco hueco y equípalo con una tapa con bisagras. Para darle estabilidad puedes dividir el banco en varias secciones de unos 80 cm cada una. La colchoneta y los cojines disimularán estas divisiones.

[05] Muretes a media altura
05

Muretes a media altura

¿Tienes un dormitorio de dimensiones mini y un baño anexo sin luz? Prescinde de la puerta, convierte la pared que los separa en murete a media altura y todo cambiará. Un muro de 90 cm de alto es suficiente para independizar la zona de inodoros del resto de la estancia. Si, además, quieres aislar el dormitorio del ruido, puedes poner una pieza de cristal entre el murete y el techo.

Foto: Elena Visiers

[06] Alíate con las paredes
06

Alíate con las paredes

La luz y el color son dos buenas armas para dar amplitud a un espacio. En lugar de añadir luminarias puedes jugar con la iluminación perimetral en las paredes y el techo. Una forma fácil y rápida de hacerlo es ocultando una tira de LED tras una moldura, como esta de Orac Decor. Si colocas un zócalo blanco, el pasillo parecerá bastante más ancho. Instalar una moldura también es muy decorativo.

Galería
Loading...