Materiales que purifican el aire

Una nueva generación de productos cerámicos y elementos de protección solar ayuda a crear ciudades más limpias

David Quesada

La cerámica, una barrera contra la contaminación ambiental

La cerámica, una barrera contra la contaminación ambiental

Foto: Ferran Freixa

A la hora de combatir la contaminación del aire en las ciudades, toda ayuda es poca. Nuestras casas pueden ser un gran aliado en esta lucha sin cuartel; solo hay que elegir el revestimiento o los elementos de fachada adecuados. La firma española especializada en cerramientos Persax ha lanzado al mercado Pure, una sustancia acuosa que, pulverizada sobre la superficie de un toldo, un estor o una persiana, realiza una acción de fotocatalización mediante la cual oxida el dióxido de carbono y otros contaminantes habituales en el aire de los entornos urbanos, convirtiéndolos en sustancias inocuas para la salud humana y fáciles de eliminar.

Toldos y estores, los nuevos pulmones de la casa

Toldos y estores, los nuevos pulmones de la casa

Foto: Eugeni Pons

La fotocatálisis –similar a la fotosíntesis, con la cual las plantas transforman el dióxido de carbono en oxígeno– se produce gracias a la acción de la luz solar y la humedad ambiental en combinación con un agente catalizador, el dióxido de titanio. Cuanta más radiación solar recibe una superficie tratada, más eficaz y rápida es su acción descontaminadora. Según fuentes de Persax, un metro cuadrado de esta sustancia equivale a la capacidad de fotosíntesis de un árbol, por lo que una fachada de 1.000 metros cuadrados tiene la misma efectividad que un bosque de 1.000 árboles.

Descontaminante, antibacteriano y autolimpiable

Descontaminante, antibacteriano y autolimpiable

Foto: Eugeni Pons

Este concepto no es nuevo: la NASA lo utiliza desde hace décadas para limpiar el interior de sus vehículos espaciales. Pero su aplicación ha ido extendiéndose con el tiempo a otros campos industriales. En el sector de la construcción, ya hace años que fabricantes de productos cerámicos como Ceracasa o Matimex ofrecen baldosas con las mismas propiedades que la solución acuosa de Persax. En este caso el agente catalizador –también dióxido de titanio– se aplica al soporte cerámico mediante un esmalte. La diferencia es que, mientras Pure tiene una efectividad de 8 a 10 años, el efecto fotocatalítico de las piezas cerámicas permanece a lo largo de todo su ciclo de vida.

Baldosas amigas del medio ambiente

Baldosas amigas del medio ambiente

Foto: Eugeni Pons

Además de limpiar el aire exterior, la cerámica y los tejidos fotocatalíticos contribuyen a un ambiente interior más sano gracias a su acción desinfectante y desodorizante. Según cálculos de Persax, Pure es capaz de reducir en un 50% los Compuestos Orgánicos Volátiles (VOC). Y en viviendas con fumadores consigue reducir la cantidad de nicotina en el aire en un 84% en 20 minutos. En Estados Unidos, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) ha reconocido este producto como apropiado para ayudar a niños con enfermedades respiratorias.

Otra característica que comparten estos productos es su propiedad autolimpiante. El óxido de titanio tiene la particularidad de atraer y retener sobre la superficie tratada las moléculas de agua presentes naturalmente en el aire (responsables de la humedad ambiental), lo que crea una capa protectora que dificulta la adherencia de la suciedad.

Loading...