Uterqüe viste su tienda de Madrid de mobiliario Mid Century

La marca de ropa del grupo Inditex ha creado el concepto The Apartment para sus nuevos locales

Rocío García

1 / 8
2. Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

1 / 8

Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

5. Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

2 / 8

Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

4. Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

3 / 8

Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

6. Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

4 / 8

Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

7. Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

5 / 8

Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

9. Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

6 / 8

Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

12. Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

7 / 8

Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

11. Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

8 / 8

Tienda de Uterqüe en Claudio Coello, Madrid

Los clásicos no decepcionan, por eso Uterqüe ha apostado por las líneas del Mid Century a la hora de replantear el interior de su tienda de Madrid. La firma más artesana del grupo Inditex ha visto como la relación entre el arte y la moda es un hecho consolidado, así que por qué no elevar las piezas realizadas artesanalmente por los talleres de piel españoles, en los que confían para crear la colección de bolsos y calzado, a pequeñas piezas de arte para las que se ha creado un entorno digno de su categoría

El glamour característico de los interiores neoyorquinos que veíamos en películas de Hollywood llega a la nueva tienda en el número 52 de la calle Claudio Coello, gracias a un exclusivo mobiliario, una elegante distribución y una iluminación vanguardista. Hasta ahora Uterqüe buscaba en sus tiendas que el cliente tenga la sensación de entrar en un apartamento, en este nuevo espacio sigue siendo así, aunque además parece viajar en el tiempo hasta la década de los cincuenta.

Las prendas de ropa y complementos conviven con mobiliario con historia: diseños clásicos nórdicos, piezas rescatadas de anticuarios parisinos o estanterías de piedra, metal y madera. Uterqüe ha cuidado hasta el más mínimo detalle para hacer sentir al cliente como en casa gracias a plantas, piezas de cerámica de origen alemán o curiosas ediciones de arte. El gran sofá de estilo escandivano preside el interior, invitando a la charla y al descanso y es que está previsto que en este nuevo espacio se lleven a cabo intervenciones artísticas.

La iluminación de la tienda cuenta con un sistema ecoeficiente y de última tecnología que recrea la luz del sol en una falsa ventana abierta en el techo, consiguiendo enfatizar los materiales de la nueva colección y haciendo que el cliente sienta que la calidez de la luz mediterránea entra hasta el más minimo rincón del interior.

Loading...