Una pulsera para dejarte las llaves dentro del coche

El nuevo Jaguar F-Pace integra una pulsera sumergible con la que cerrar y abrir sus puertas

Txema Ybarra

Pulsera Activity Key_1

Pulsera Activity Key_1

El diseño tiene sentido si responde de forma obvia a problemas cotidianos, y era obvio que uno de los mayores engorros al ir con el coche a la playa (o la montaña) es dónde dejar las llaves cuando nos apetece pegarnos un baño. ¿Detrás de la rueda? ¿Enterradas en la arena? Nadie había resuelto este incordio hasta la aparición del nuevo Jaguar F-Pace, un potente SUV (Sport Utility Vehicle) de hasta 380 CV que integra la pulsera Activity Key, la cual permite abrir y cerrar el coche con la llave dentro del coche.

Basta acercarla a la J del logo de Jaguar del portón trasero del F-Pace para activar su sensor. De incuestionable utilidad, hay que preguntarse cómo es que no se inventó antes. No resulta tan fácil, claro. Como explica Wayne Burgess, del equipo de diseño de la marca del felino, “la Activity Key tenía que ser ligera y eso hace que apenas haya espacio para desarrollar su particular mecanismo, que consigue emparejarla con la llave para que el coche se cierre con esta última dentro y cambie el código de seguridad cada vez que se usa, a fin de evitar robos”. Y si un ladrón fuera capaz de vulnerar los sistemas de seguridad y acceder al maletero, al haber empleado la Activity Key las llaves guardadas dentro del coche quedarán desactivadas.

F-PACE_Activity Key 3

F-PACE_Activity Key 3

Sumergible hasta 20 metros y muy resistente a golpes y caídas, esta pulsera ajustable está hecha de caucho, al igual que la correa de los relojes deportivos tan de moda hoy. Su ligereza y color negro contribuyen a que pase desapercibida; el emblema de Jaguar está dibujado con mucha discreción. Que la Activity Key solo funcione con el portón trasero tiene una explicación: cuando pasamos el día en la playa, lo habitual es pasar por el maletero para coger la toalla, la tabla de surf o la cesta de los bocadillos. Igual al volver.