Siéntate como en casa en México DF

El nuevo Ignacia Guest House ocupa una vieja mansión y la expande para albergar cinco acogedoras habitaciones

Txema Ybarra

1 / 19
Ignacia Guest House

1 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

2 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

3 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

4 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

5 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

6 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

7 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

8 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

9 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

10 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

11 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

12 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

13 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

14 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

15 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

16 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

17 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

18 / 19

Ignacia Guest House

Ignacia Guest House

19 / 19

Ignacia Guest House

La irrupción de Airbnb en el negocio turístico residencial ha tenido implicaciones de muy diverso tipo y una de ellas, al menos en el aspecto decorativo, es el de ofrecer un entorno lo más hogareño al huésped, tendencia que ya anticipó el modelo del hotel boutique. Esa es la experiencia que brindan las cinco suites del nuevo Ignacia Guest House, en el barrio de Colonia Roma de México DF, que prescinde de la palabra "hotel" en su presentación por tratar de huir al máximo del clásico concepto de este tipo de negocio.

Abierto este año, la obra es fruto de la colaboración entre el estudio de arquitectura Factor Eficiencia y la firma de diseño de interiores A-G. El proyecto rehabilita una mansión de 1913 y la moderniza pero manteniendo al máximo su vieja atmósfera de casa vivida, algo conseguido con ciertas dosis de informalidad y cuidando los detalles para no crear una atmósfera previsible. Así, los marcos de las ventanas, las puertas y los suelos se han rescatado en la reforma.

Los 480 metros cuadrados de la casa original albergan hoy el vestíbulo, la recepción, la biblioteca, el comedor y la cocina. Además, se integra la suite principal, bautizada como Negra, con acceso privado a un patio que es un oasis de quietud gracias al efecto balsámico del estanque y plantas nativas de México. Las otras cuatro ocupan un nuevo módulo de 200 metros cuadros conectado por un sencillo corredor que mira al patio.

Por mucha sensación de hogar que se busque, Ignacia Guest House no renuncia a amenities modernas como la cafetera Nespresso o un sistema de sonido Bluetooth de Bose en las habitaciones, aunque este establecimiento conquistará más a su huésped por la brillante reforma en combinación de elementos contemporáneos y tradicionales. Los glotones tienen otra razón para ir. En la planta superior se encuentra el animado restaurante Casa Jacaranda, donde se ofrecen clases de cocina tradicional mexicana.

Loading...