Google Home quiere ser tu asistente doméstico

Llega a España el altavoz inteligente que permite controlar los aparatos de casa con la voz

David Quesada

Basta con decir "Ok Google" para que el altavoz inteligente active servicios.

En la dura pugna de Google, Amazon y Apple por liderar el sector del Internet de las Cosas y la casa conectada a través de los asistentes de voz, la primera se ha adelantado en el mercado español. Desde el 19 de junio ya es posible adquirir Google Home, el altavoz inteligente que permite, entre otras funciones, regular el funcionamiento de la luz, ajustar la temperatura de la habitación o disfrutar de contenidos de video en streaming en el televisor.

Sin botones y con una superficie táctil con luces LED, Google Home, que sale a la venta por 149 euros, permite controlar cualquier dispositivo que pueda conectarse a la red wi-fi de casa. Es compatible, por ejemplo, con el sistema de iluminación regulada Philips Hue, y también con Nest, un ecosistema que incluye termostatos, cámaras, videoportero y detectores de humo. Pero incluso cualquier aparato analógico puede volverse "inteligente" y dialogar con Google Home conectándole el adaptador de corriente TP Link para que la red wi-fi lo reconozca.

Google Home viene acompañado de Google Home Mini, un altavoz de menor tamaño, potencia y precio.

Para su funcionamiento, Google Home necesita, obviamente, una red wi-fi, una toma de corriente cercana y un dispositivo móvil compatible (Android o iOS). Para disfrutar de contenido audiovisual es necesario, además, un dispositivo Google Chromecast conectado al televisor. A través del Chromecast se puede reproducir con la voz contenido de YouTube o Netflix, aunque pronto se añadirán más plataformas, señalan desde Google.

El asistente reconoce la voz del propietario y la de otras cinco personas que vivan en esa casa. Pero solo puede estar sincronizado con una cuenta de Google, de la que conoce y procesa los datos. Tiene un servicio broadcast, que permite mandar mensajes de audio de una habitación a otra, siempre que cada una de las estancias disponga de uno de estos altavoces.

Google Home llega acompañado de un "hermano pequeño", Google Home Mini, un altavoz en forma de donut de menor tamaño y precio –59 euros– que se puede adquirir en tres colores: coral, negro y tiza. La diferencia fundamental con el modelo grande es la potencia de sonido.

Loading...