El oasis particular de Laurence Leenaert en Marrakech

La diseñadora diseña con su firma LRNCE prendas, accesorios y delicados objetos del hogar en colaboración con artesanos locales marroquíes

Dolores Mulledy

LRNCE

LRNCE

Hace apenas tres años que la joven diseñadora belga Laurence Leenaert decidió mudarse a Marrakech con una corazonada y una idea. La creadora de la firma LRNCE, un mundo de atractivos objetos y prendas que evocan el desierto, la luz, los colores y texturas de Marruecos, es un maravilloso ejemplo de arrojo y visión. Laurence imparte una calculada dosis de exotismo desde su oasis y nos acerca a su universo creativo a golpe de imágenes en su cuenta de Instagram. Las redes sociales fueron el motor de arranque de esta empresa que hora navega viento en popa, con puntos de venta en Marrakech, París, Londres, y próximamente, Sídney.

LRNCE.

Un impulso le llevó a Marruecos, y un sentimiento de pertenencia y total libertad personal y creativa la tiene atrapada en esta ciudad imperial. Después de haber trabajado en Ghent (Bélgica) y Berlín, Laurence se siente cómoda lejos del ambiente que conoce, y encuentra en este rincón del mundo un canal de desarrollo profesional difícil de encontrar en ciudades europeas.

LRNCE.

Marrakech le ofrece un continuo baño de inspiración, y la oportunidad de vivir rodeada del trabajo que le apasiona. Sus piezas reflejan un meticuloso trabajo artesanal, que habla además de coherencia y sostenibilidad. El talento autóctono y la visión de la creadora se unen para dar forma a kaftanes, sandalias, colchas, alfombras, piezas cerámicas... Considera que las opciones de la artesanía marroquí son inagotables, y eso le hace mirar hacia delante como empresaria y diseñadora. Estampados tribales, tonos terracota y trazos de color son su signo de identidad.

Laurence Leenaert.

La filosofía del slow-living se hace muy palpable en un mundo en el que los procesos de manufactura tienen sus propios tiempos. La atención por el detalle volcados en cada pieza las dotan de un incalculable valor humano. En LRNCE cada serie cuenta una historia, y cada pieza es única. El título de su colección Borrowed From Fatimaa.a (cogido prestado de Fatima) es una muestra del empeño de la diseñadora por compartir el mérito de su trabajo con las verdaderos artistas: las mujeres artesanas que manufacturaron las prendas.

LRNCE.

LRNCE experimenta con todo tipo de objetos, siendo el denominador común la inocencia y simplicidad del diseño, así como el empleo de materiales honestos. La cerámica, los tintes naturales, el algodón, el cuero y la lana son los medios de expresión de Laurence, y su mundo sigue creciendo.

LRNCE.

Entretenida ahora con la pintura, no descarta experimentar con esculturas y muebles. En su estudio-showroom de Sidi Ghanem, en Marrakech, expone sus creaciones como una obra de arte total, en un ambiente tranquilo lleno de luz, entre palmeras y buganvillas.

Loading...