Patricia Urquiola también domina el acero

La asturiana diseña para la firma danesa Georg Jensen una colección "cálida y masculina"

Silvia Sanz

1 / 8
urkiola6. Colección Urkiola

1 / 8

Colección Urkiola

urkiola2. Colección Urkiola

2 / 8

Colección Urkiola

urkiola1. Colección Urkiola

3 / 8

Colección Urkiola

urkiola5. Colección Urkiola

4 / 8

Colección Urkiola

urkiola4. Colección Urkiola

5 / 8

Colección Urkiola

urkiola8. Colección Urkiola

6 / 8

Colección Urkiola

urkiola7. Colección Urkiola

7 / 8

Colección Urkiola

urkiola3. Colección Urkiola

8 / 8

Colección Urkiola

Con una carrera más que consolidada y con el puesto de directora creativa de Cassina desde 2015, Patricia Urquiola mantiene el entusiasmo de siempre por su trabajo y está dispuesta a probar cosas nuevas en cuanto surja la oportunidad. Nunca había trabajado con acero inoxidable y, precisamente, por eso acepto el reto de crear una colección para la firma danesa Georg Jensen, cuyos orígenes se remontan a un taller platero fundado en Copenhaguen en 1904.

"Aunque no tenía experiencia con este material, dejaron que mi imaginación corriera libremente", cuenta la asturiana de la aventura, plasmada en una colección llamada Urkiola en honor a sus ancestros vascos y compuesta por cuencos, vasijas, jarras, candelabros y bandejas. En las piezas también se combina el oro rosa y el acabado es con una pintura PVD.

En conjunción con una finas rayas onduladas se consigue, en opinión de la diseñadora, que el acero resulte cálido y ofrezca un aspecto masculino. Para llegar hasta este diseño, Urquiola buceó en los archivos de la empresa, prendándose de una vieja colección, la Bernadotte, en la que se dibuja un patrón estriado similar, al que ella lo ha llevado a nuestros tiempos. Se imponen las formas cilíndricas y los ángulos se suavizan para hacer que desaparezcan las aristas. El resultado final es de una evidente elegancia y hace honor a la historia de Georg Jensen y su depurada estética nórdica. Parece reflejarse en las aguas del Báltico.

Esta colaboración se enmarca dentro de una política llevada a cabo en los últimos años dirigida a ofrecer una imagen más contemporánea de sus productos orfebres. Zaha Hadid, Marc Newson y Ilse Crawford son otros de los nombres con los que Georg Jensen se ha asociado recientemente, así como la también española Helena Rohner, quien diseñó para esta marca, en 2012, la vajilla Apetito y el juego de té que lleva su propio nombre. Una forma de identificar el compromiso de la firma con la creatividad de los propios diseñadores.

Loading...