Una mesa con cien formas distintas

El estudio LaSelva diseña para el mercado 'online' un sistema por el que el cliente monta su propia mesa a partir de múltiples combinaciones

Txema Ybarra

1 / 13
Sistema 45, por estudio La Selva

1 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

2 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

3 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

4 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

5 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

6 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

7 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

8 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

9 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

10 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

11 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

12 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

Sistema 45, por estudio La Selva

13 / 13

Sistema 45, por estudio La Selva

LaSelva es uno de los jóvenes estudios más prometedores de habla hispana, ya bregado en el Salón Satellite de la feria del mueble de Milán en su última edición. Lo conforman un valenciano, David Galván, y un mexicano, Manuel Bañó, y lo sacan adelante cada uno desde su casa por otros compromisos profesionales. Pese a este acueducto aéreo, son capaces tirar adelante con fuerza, como pone de manifiesto recientes colaboraciones con marcas como Missana, Más y Mosaics Martí. Ahora ha sido una firma china la que ha tocado a su puerta, Inyard.

El resultado de su trabajo es el sistema 45, para mesas de comedor, laterales y de escritorio. Están pensadas para que el cliente escoja entre los diferentes tamaños de sobres y patas, y las monte en casa según su gusto y preferencia de tamaños. Las caras internas facetadas a 45º crean un plano de unión reforzado con una lengua metálica fácil de ensamblar. Las mesas se fabrican en cinco tamaños diferentes que pueden generar más de cien combinaciones distintas; de la estándar de 1.800x900 o 1.000x1.000, a una más pequeña de1.600x800, 1.200x600 o 600x600, sin cambiar el sistema de conexión, y con las mismas patas disponibles en dos alturas diferentes.

El sistema 45 se aprovecha de la última tecnología, de la precisión y la velocidad de las máquinas de control numérico, lo que les permite competir en el mercado asiático y, sobre todo, el mercado on line. Al ser desmontable, es fácil apilar sus partes en cualquier almacén. Las superficies encontradas y la lengua metálica se juntan con gran fuerza y un acabado impecable con un desperdicio mínimo de material. Se produce en madera de roble y se puede laquear o tintar en varios colores. Los diferentes acabados en las cubiertas y las patas que se pueden combinar en base a los gustos del usuarios.

Loading...