Obras de arte del Rijksmuseum para empapelar las paredes

La firma holandesa NLXL obtiene el permiso para reproducirlas mediante su técnica con descartes de madera. Colabora en el proyecto Piet Hein Eek

Txema Ybarra

1 / 8
RIJ-04 Garden Villa d’Este LoRes. Jardines de Villa d’Este

1 / 8

Jardines de Villa d’Este

RIJ-05 Moonlight By Night LoRes. Luz de luna por la noche

2 / 8

Luz de luna por la noche

RIJ-02 Saint-Odulphus Church LoRes. Iglesia de Saint Odulphus

3 / 8

Iglesia de Saint Odulphus

RIJ-09 Palm Tree Garden LoRes. Jardín de palmeras

4 / 8

Jardín de palmeras

RIJ-07 Palm Trees Caïro LoRes. Palmeras en El Cairo

5 / 8

Palmeras en El Cairo

RIJ-08 Castle Of Batavia LoRes. Castillo de Batavia

6 / 8

Castillo de Batavia

RIJ-03 View Olinda LoRes. Vista de Olinda

7 / 8

Vista de Olinda

RIJ-01 Umbrella Pines LoRes. Pino paraguas

8 / 8

Pino paraguas

La tecnología nos ha llevado hasta nuestras pantallas todas las maravillas de este planeta y, aún puede hacer más por nosotros, al reproducir físicamente grandes tesoros del patrimonio artístico mediante la impresión digital. Pero aquí no hablamos de plasmar una foto en un vinilo, sino de conferir textura a la imagen, alejándonos de los artificiales brillos, bajando a la paleta de los mates, más relajada y hogareña. Creada en 2010, la firma holandesa NLXL consigue este brillante efecto mediante unos papeles obtenidos con descartes de madera, una técnica que les ha hecho merecedores de diversos premios en la corta carrera empresarial de Esther y Rick Vintage.

Otra gran idea ha sido pedir permiso al Rijksmuseum de Amsterdam para rebuscar en su catálogo y dar vida a pinturas históricas mediante su particular empapelado. Son todo paisajes costumbristas, en su mayoría de estilo romántico, donde lo mismo se representa unas ruinas que unas palmeras en El Cairo o un evocador jardín italiano, y tienen en común que incitan a salir de viaje, al menos con la imaginación.

Al primero que le contaron el proyecto fue a un viejo amigo, Piet Hein Eek, con el que ya habían colaborado en una pasada colección en la que reproducían superficies industriales, oxidadas. "Se dio la gran casualidad de que justo había forrado un armario con una de las obras de arte que nosotros habíamos usado de prueba en nuestros primeros esbozos. ¿No es increíble? Así que teníamos que volver a trabajar juntos. No había otra manera", cuenta Rick, director creativo de NLXL. La colección conjunta –aunque también por separado: unos enseñan los papeles, el diseñador, los armarios– la presentan juntos durante el Salón del Mueble de Milán, que se celebra estos días.

Loading...