El nuevo lenguaje de la cristalería

La colección Folia de Noé Duchaufour-Lawrance para Cristallerie St Louis da nueva vida a esta tradicional firma francesa

Silvia Sanz

1 / 6
barware1-683x1024. Una gran pieza de cristal sirve como mesita auxiliar y cubitera si se le quita la tapa

1 / 6

Una gran pieza de cristal sirve como mesita auxiliar y cubitera si se le quita la tapa

mirror-727x1024. El espejo es una serie limitada a cien unidades

2 / 6

El espejo es una serie limitada a cien unidades

family1-683x1024. La colección Folia comprende copas y vasos, además de consolas de madera y lámparas

3 / 6

La colección Folia comprende copas y vasos, además de consolas de madera y lámparas

saint-louis-crystal-nicholas-duchufour. La mesita auxiliar en otra función posible

4 / 6

La mesita auxiliar en otra función posible

lightings3-679x1024. Los tres modelos de lámparas de cristal, con base hecha en madera de fresno

5 / 6

Los tres modelos de lámparas de cristal, con base hecha en madera de fresno

saint-louis-crystal-nicholas-duchufour-designboom-05. Tres tipos de copas para celebrar la colección

6 / 6

Tres tipos de copas para celebrar la colección

La recia madera y el restallante cristal se dan la mano en la última colección de uno de los fabricantes de vidrio soplado más antiguos del mundo, Cristallerie St Louis. De nombre Folia, se compone de 25 piezas, entre lámparas, vasos, servicio de coctelería y candelabros. "El corte está inspirado en una hoja que vuela y se posa sobre el cristal resistiendo el embate del fuerte viento", dice de su dibujo el diseñador francés Noé Duchaufour-Lawrance, quien se inspiró para ello en el bosque de la Moselle, donde se ubica la sede de la tradicional firma francesa.

St Louis ha querido dar paso a una nueva era y la libertad de Duchaufour-Lawrance ha sido total, sin acarrear como lastre ningún legado de la firma. Las formas son geométricas y contemporáneas. Las tres luminarias funden la madera de fresno, tan habitual en el diseño nórdico, y el cristal, que presenta cortes biselados en un progresivo y elegante zoom representando una lluvia de hojas. La luz, al traspasarla, crea un sensual juego de sombras sobre el espacio que se ilumina.

"En la elección de la madera me inspiré en las estanterías que cubren todo el taller, viejas pero resistente, sin ningún adorno, y el óvalo es una alusión a la boca del horno desde la cual el vidriero toma el cristal fundido con su soplete. Me gusta particularmente como el pálido fresno, en contraste, hace que resalte el resplandor del cristal", destaca Duchaufour-Lawrance. La incorporación de mobiliario supone adentrarse en un terreno inexplorado para St Louis. En Folia, las piezas de cristal se posan en una librería, una consola y una mesa auxiliar. Las dos primeras tienen las dimensiones justas para que encajen las lámparas, mientras que la mesa lateral cuenta con una tapa de madera que cuando se quita, se puede transformar en un cubitera.

Loading...