Masquespacio nos regala un guiño luminoso

El estudio crea para la firma de mobiliario valenciana Houtique la lámpara Wink

Rocío García. Fotos: Luís Beltran

Lámpara Wink, diseño de Masquespacio para Houtique.

Cuando algo funciona, ¿para qué cambiar? Esto es lo que deben haber pensado Houtique y el estudio de diseño Masquespacio, que repiten colaboración en la lámpara Wink. Se trata de la primera lámpara de la firma de mobiliario valenciano, y en ella ha hecho gala de la faceta divertida que la caracteriza gracias a sus piezas atemporales pero con un punto de humor, que convierten en experiencias únicas cualquier espacio que incluya sus diseños.

Masquespacio es una consultoría creativa formada por Ana Milena Hernández Palacios y Christophe Penasse. Los premios que ha recibido desde que fundaron su estudio en 2010 son la muestra del buen momento que vive el diseño español tanto en nuestro territorio como más allá, así que no es de extrañar que las grandes firmas apuesten por estudios españoles para encargarles piezas singulares como Wink.

La autora de Wink es Ana Hernández, diseñadora principal y directora creativa de Masquespacio. Para ella la observación es la clave para crear y desarrollar proyectos de diseño diferenciadores. Su obsesión por ver, estudiar y conocer en detalle cada fuente de inspiración forma parte de su proceso creativo diario y como consecuencia ha sido la principal inspiración para la lámpara Wink.

Lámpara Wink, diseño de Masquespacio para Houtique

El nombre de la lámpara no es casual, ya que el medio arco que forma la estructura recuerda a un ojo invertido, así que bautizarla como Wink (guiño en inglés) ha sido todo un acierto. Este guiño que el estudio valenciano nos propone es de lo más divertido gracias a las "pestañas" rosas que cuelgan de la parte inferior de la lámpara, conseguidas a través de flecos, un accesorio que este año ha sido la gran estrella en todas las colecciones de moda (Dior, Balmain, Port 1961, etc).

Loading...