Salón del Mueble 2018

Marcel Wanders hace un canto a Puglia

Mar y monte del sudeste italiano inspiran las formas y colores de la colección para Natuzzi, que debuta así en el Salón del Mueble de Milán

Ana Bermejillo

El sofá Furrow, en cuero rojo, es la pieza icónica de la línea Agronomist.

La tierra y el océano, mare e monti, y en concreto los de la región sudoriental italiana de Puglia, inspiran las dos colecciones que el holandés Marcel Wanders presenta en el Salón del Mueble de Milán para una de las marcas emblemáticas del interiorismo italiano, Natuzzi. Una firma que, desde las proximidades de Bari lanza, con esta colaboración, todo un homenaje a la naturaleza y la cultura, y también a las formas, texturas, colores y olores, puglieses: de la icónica arquitectura de Ostuni o Alberobello, con sus trullos encalados, a la paleta tonal de las olas del Adriático.

De las vasijas Silos, en terracota, emana un aire ancestral.

Wanders ha elegido dos gamas cromáticas marcadas: terracotas, ocres, tostados, blancos –de un lado– y toda la gama de los azzurriañiles, turquesas, celestes, cobaltos– para, en formas orgánicas, voluptuosas, con aire entre lo arcaico y sensual, regodearse en la naturaleza. La terrestre de los montes de olivos y encinas y las colinas cultivadas de vid, en Agronomist, y la acuática de las calas desde el Gargano a Salento, en Oceanographer.

La mesa Barrow se inspira en los aperos de labranza.

Como pieza emblemática destaca un curvilíneo y sugerente Furrow Sofa, en dos tonos de cuero rojo y que es un canto a la indolencia y la bella vita. Otras piezas icónicas son la minimalista mesa Barrow, que recuerda las carretillas de los campesinos, y los vasos de terracota Silos, adornados solo con gruesas sogas como asas y que exudan el mismo encanto rural y terreno, así como la misma nostalgia de la tradición. “El diseño, a menudo, es fundamentalmente urbano –sostiene Wanders–, estas dos colecciones, en cambio, se inspiran en los campos y el agua, por eso sus materiales son más cálidos”.

Bocetos de Marcel Wanders para el desarrollo de la colección.

Según Marcel Chiave, director creativo del estudio de Marcel Wanders, The Agronomist trabaja con una paleta más rica que emite el sentimiento y la emoción de lo orgánico, mientras que Oceanographer, tal como su nombre sugiere, da un giro acuático, náutico y refrescante, con piezas que reflejan las tranquilas sombras del agua y su eterno ondular”.

Loading...