Jean Nouvel, una máquina de diseñar

Molteni & C. y Unifor esponsorizan una gran exposición del trabajo del arquitecto en el Museo de Artes Decorativas de París

Txema Ybarra

1 / 7
rubon1572-1. Tríptico de cristales coloreados expuesto en la sala dedicada al siglo XVIII del Museo de Artes Decorativas de París

1 / 7

Tríptico de cristales coloreados expuesto en la sala dedicada al siglo XVIII del Museo de Artes Decorativas de París

copy-of-1-test-best-jean-nouvel-gagosian-. Reflejo de Jean Nouvel en otro tríptico durante una exposición de su obra en la galería Gagosian de París

2 / 7

Reflejo de Jean Nouvel en otro tríptico durante una exposición de su obra en la galería Gagosian de París

artemide equilibrist jean-nouvel. Lámparas Equilibrist, para Artemide

3 / 7

Lámparas Equilibrist, para Artemide

Bolon byJN 2. Instalación de Jean Nouvel para Bolon en la Feria del Mueble de Estocolmo

4 / 7

Instalación de Jean Nouvel para Bolon en la Feria del Mueble de Estocolmo

alessi copyright thierry malty. Juego de café en acero inoxidable, para Alessi

5 / 7

Juego de café en acero inoxidable, para Alessi

Molteni - Graduate 02 HR. Librería Graduate, para Molteni

6 / 7

Librería Graduate, para Molteni

UniFor - Cases 01 HR. Sistema Cases, para UniFor

7 / 7

Sistema Cases, para UniFor

En el esquema occidental de construcción de edificios, el arquitecto diseña el esqueleto y envoltorio, y de lo que ocurre de dentro ya se ocupan otros, bien sean decoradores, diseñadores de interiores o meros aficionados. Cada cosa por separado, lo que también se aplica en otras culturas como Japón. El Movimiento Moderno y sobre todo la Bauhaus ya vieron que esto no tenía por qué ser así y se debía partir de una visión global de la obra, “desde la silla en la que usted se sienta”. Muchos arquitectos han tenido este objetivo desde entonces y no han dudado en diseñar mobiliario, pues se parte de los mismos principios.

Mies van der Rohe, último director de la escuela de artes y oficios alemana, concibió para su pabellón en Barcelona la famosa butaca homónima. El finlandés Alvar Aalto fue otro de los primeros en romper corsés, llegando a crear su propia marca de mobiliario, Artek, hoy integrada en Vitra. Eero Saarinen, Frank Gehry o Norman Foster siguieron asimismo esta tendencia. Ninguno de ellos, sin embargo, ha llegado a los números de Jean Nouvel. Más de cien piezas de mobiliario y de diseño ha firmado desde 1987, año en que echa a andar su estudio de arquitectura.

En reconocimiento a esta ingente producción, el Museo de Artes Decorativas de París le dedica, hasta el 12 de febrero, la retrospectiva Jean Nouvel, mis muebles de arquitecto, una original propuesta al establecer un diálogo entre las creaciones del premio Pritzker de 2008 y las salas del propio museo, que incluye, además de las dedicadas a la Edad Media o el siglo XIX, las que el propio Nouvel diseño en 1998, centradas en la publicidad y el diseño gráfico. "No soy un diseñador sino un arquitecto que diseña, le gusta decir", y cuando lo hace sin duda se nota su oficio, pues se impone el rigor y una concepción muy funcional de los objetos. Huye de los excesos "comunicativos" del diseño; prefiere que la pieza hable por sí sola y cumpla con su cometido sin caer en la ironía o el metalenguaje.

Predijo el uso del aluminio en los noventa años antes con una línea de mobiliario experimental. Para Nouvel este metal representaba los avances científicos y tecnológicos del momento. En 1995 creó su propia editora de mobiliario, JND (Jean Nouvel Design) y ahora vuelve al Museo de Artes Decorativas para demostrar el sentido del minimalismo en el mobiliario: un ejercicio de síntesis hasta alcanzar la expresión acuñada por él mismo de "cero diseño". El objeto se reduce así a su forma más arquetípica, sin confundir a nadie.

La muestra expone la colaboración del arquitecto galo con grandes firmas de mobiliario e iluminación internacional. Destaca especialmente el trabajo realizado con el Grupo Molteni, junto al que ha creado piezas icónicas en los últimos veinte años como la mesa Less, diseñada para su edificio de la Fondation Cartier de París (1994); el sofá Skin para el edificio Quai Branli (2008) también en la capital gala. Además, Nouvel ha proyectado junto a Molteni el equipamiento de algunos de sus proyectos más importantes en Japón, Nueva York y París.

También podrán apreciarse algunas de las luminarias que Nouvel ha creado para la firma española Troll, integrada en el Grupo Luxiona, como el sistema de techo de luz integrada Paralum, que se instalará en el nuevo Museo Louvre de Abu Dhabi, el lienzo de luz Flying Surface o el cubo luminoso Compac.

Loading...