Un jardín encantado en el centro Pompidou

En el aniversario de sus 40 años, el Beaubourg invita a los más pequeños a descubrir su Galerie Party

Sandra Camprubí / Fotos:

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Galerie Party, por estudio GGSV

Estudio GGSV

Estudio GGSV

Galería

Despertar sus sentidos y acercar el arte contemporáneo a los niños a través del juego y la experimentación. Ese es el objetivo de la fascinante Galerie Party creada por Gaëlle Gabillet y Stéphane Villard, diseñadores del estudio con base en París GGSV. Para celebrar los 40 años del centro Pompidou, el espacio más familiar del museo de arte moderno, la Galerie des Enfants, lo han convertido en un jardín encantado que viaja por la historia del edificio que erigieron Renzo Piano y Richard Rogers en el centro de la capital francesa.

Un pastel de aniversario gigante es el gran protagonista de la experiencia, un colorido escenario donde los niños experimentan con las perspectivas. Todo el espacio invita a las familias a jugar con formas y materiales de muy diverso tipo, extraños y sugerentes, con los que crear originales esculturas y objetos. A continuación, el camino se adentra en una original casa de azulejos de color negro, discreta referencia a la obra Container Zéro del artista Jean-Pierre Raynaud, expuesta en otra planta del museo. De la chimenea de este curioso hogar sale, en forma de humo, una extraña estructura inflable que se convierte en la culminación de este insólito espacio de juego. Luces, dibujos e inimaginables formas creadas por la pareja de diseñadores se despliegan en su interior consiguiendo que la imaginación de los más pequeños disfrute de enriquecedores estímulos.

Esta aventura por la creación contemporánea no acaba aquí. El 28 de agosto, la surrealista obra de Gabillet y Villard da paso a la acción del artista chino Liu Bolin, también conocido como “el hombre invisible”, quien se mimetizará disfrado con la propia Galerie des Enfants. A partir de enero de 2018 y hasta el mes de marzo, la francesa Morgane Tschiember le dará al espacio otro nuevo enfoque con sus esculturas multidimensionales.

Loading...