Hermès sabe de quién rodearse

La colección de mobiliario de esta temporada se nutre de piezas diseñadas por Alvaro Siza y Barber & Osgerby

Txema Ybarra

1 / 5
Tabouret triangulaire Karumi Maud Remy-Lonvis┬® Herme╠Çs. Taburete Karumi de Alvaro Siza para Hermès, en su versión triangular

1 / 5

Taburete Karumi de Alvaro Siza para Hermès, en su versión triangular

HHH 5394 copie. Junto a la versión cuadrada, con asiento de piel

2 / 5

Junto a la versión cuadrada, con asiento de piel

HHH 5650 copie. El banco Karumi, también con asiento de piel extraíble

3 / 5

El banco Karumi, también con asiento de piel extraíble

Table basse AES Maud Remy-Lonvis┬® Herme╠Çs. La mesa Aes de Barber & Osgerby tiene la fuerza de una viga de acero

4 / 5

La mesa Aes de Barber & Osgerby tiene la fuerza de una viga de acero

HHH 5845 copie. En su presentación durante la Semana del Diseño de Milán

5 / 5

En su presentación durante la Semana del Diseño de Milán

Como seña de identidad indiscutible de Hermès, el cuero es también el eslabón que vincula la casa parisina con su colección de mobiliario. Rememora de esta forma su tradición guarnicionera, pues nació hace 180 años como un taller de arneses en París. Este material combina con metales, madera o cristal, enfatizando sus formas y cualidades naturales, en los muebles presentados en el último Salón del Mueble de Milán. De evocaciones mediterráneas y apelando al arte de vivir, la serie se compone de un trolley, un escritorio, una cesta leñera y un botellero, entre otros objetos.

Además, Hermès sigue apostando por vincularse con premios Pritzker de arquitectura. Si la pasada temporada lo hizo con el español Rafael Moneo, en esta ha sido el turno del portugués Alvaro Siza, quien ha diseñado una pieza tan arquitectónica como el taburete y banco Karumi. Para desarrollarlo contó con la colaboración de expertos artesanos japoneses que cumplieron sin mácula con su petición: trabajar con bambú y fibra de carbono a un mismo tiempo. El resultado de esta alquimia es que la caña ofrezca una resistencia fabulosa a la vez que la máxima ligereza y una sinuosa y sensual silueta. El remate en piel opcional para el banco y taburete cuadrado (no ara el triangular) confiere aún más confort y aporta la guinda de la suntuosidad.

Otra interesante colaboración ha tenido lugar junto a Edward Barber y Jay Osgerby, mejor conocidos como Barber & Osgerby. Al igual que el proyecto de Siza, la mesa de café Aes se reduce a lo esencial. Forjada en un material tan ancestral como el bronce, en un solo molde, esta pieza de mobiliario se presenta como una suerte de viga de acero o vía de tren de enorme fuerza, capaz de dar sentido al mismo espacio donde se encuentra. "Parece capaz de absorber toda la luz a su alrededor y devolverla con una inusitada brillantez", opina esta pareja de diseñadores. Detrás de su aparente austeridad es capaz, con su potencia y su textura, de exhibirse con particular elegancia. Sus bordes están tan bien pulidos que pueden rematarse con piel. Hermès, desde luego, estaría feliz de cumplir con este encargo.

Loading...