Hella Jongerius nos sumerge en color

El Museo del Diseño de Londres expone hasta el 24 de septiembre la ambiciosa muestra 'Breathing Color'

Txema Ybarra

1 / 9
7C2A8667 (1). Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

1 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

170627-Design-Museum-Helen-Jongerius-Luke-Hayes6. Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

2 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

7C2A8370. Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

3 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

7C2A8470. Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

4 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

 C2A0439.  Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

5 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

170627-Design-Museum-Helen-Jongerius235Luke-Hayes. Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

6 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

170627-Design-Museum-Helen-Jongerius-Luke-Hayes20. Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

7 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

7C2A8203. Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

8 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

 C2A0068. Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

9 / 9

Exposición 'Breathing Color' de Hella Jongerius en el Museo del Diseño de Londres

A Hella Jongerius siempre le ha gustado llevar mucho color a todo lo que hace, imprimiendo una nueva sensualidad a objetos la mayoría de las veces de estética muy aséptica. Todo ello tiene un trabajo investigador detrás que ha querido llevar al flamante Museo del Diseño de Londres a través de la exposición Breathing Color, una ambiciosa muestra que contrapone color y forma y explora el efecto de la luz en ambas dimensiones. Para ello, la diseñadora holandesa –colaboradora de otra mente crítica como su compatriota Rem Koolhaas– ha estudiado diversas fuentes, empezando por los pintores de otra época, grandes maestros del color como Manet que pintó el mismo pajar una y otra vez para documentar los diferentes tonos y atmósferas en diferentes momentos del día. Con afán experimental, este enfoque consigue borrar la frontera entre el arte y el diseño al adentrarse en el mundo de las percepciones.

"Hay un fenómeno en la colorimetría llamado metamerismo. Este fue el punto de partida en mi investigación sobre el color. Se trata de un fenómeno psicofísico en el cual dos muestras de color coinciden bajo unas condiciones determinadas (fuente de luz, observador, geometría...) pero no bajo otras diferentes", explica Jongerius. "Creo que todo el mundo le ha pasado que, después de comprar un mueble o algo de ropa, al llegar a casa lo ve de forma muy distinta. Para la mayoría de las empresas esto es un problema y tratan de evitarlo con colores que eliminan este efecto. Yo en cambio quiero defender el metamerismo. Como diseñador, hago un llamamiento a las empresas de plásticos, barnices y pinturas para que utilicen pigmentos en capas que proporcionen colores intensos que cambien con la luz".

Para hacer bandera de esta proclama, la exposición se divide en espacios que simulan el estado de la luz a diferentes horas del día: mañana, mediodía y noche. Y esas condiciones se reflejan en diferentes objetos tridimensionales, así como textiles, unos tejidos a mano, otros industriales. Una serie de objetos facetados, bautizados como Color Catchers por Jongerius, se han creado específicamente para la exposición, absorben y reflejan los colores cercanos. Se convierten así en una carta de color tridimensional. Para la diseñadora, "son una abstracción de los objetos cotidianos que nos rodean. Están diseñados para investigar el color, las sombras y las reflexiones. Son mis lienzos. El plegado actúa como un cambio entre dos colores diferentes".

La sección Morning explora las diferencias entre ligereza y brillo y la sensación de nebulosa al despertarse. A medida que el sol se eleva, los cálidos matices del amanecer retroceden y el aire más frío de la mañana crea un resplandor cristalino con una tonalidad azulada. Se iluminan una serie de perlas translúcidas y semitranslucidas colgantes, con reflejos cada vez más fragmentados, imitando los intensos y nítidos colores de la mañana. Cuando la luz viaja de un material a otro cambia de velocidad, permitiendo que se separe en sus siete colores básicos: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta.

Cuando el sol alcanza su punto más alto en el cielo, la luz arroja fuertes sombras y contrastes. En la sección Noon se impone la visión nítida y brillante, y los "captadores de color" gris permiten que se vean múltiples colores. En Evening la experiencia es muy diferente. A medida que el día llega a su fin, las sombras juegan un papel crucial en nuestra percepción del color, recreándose en muebles icónicos de Charles y de Ray Eames, Jean Prouve y Verner Panton. Aquí las sombras se materializan y se muestran como formas físicas, hechas de texturas, materiales y colores inusuales. Sobre los grandes textiles se visualizan tonos de negro sin el uso de este color y otros colores se muestran más brillantes que nunca debido a que no se ha añadido carbono, como suele hacer la industria para oscurecerlos. Apreciamos así la complejidad del color, cada día más apagado en la jungla urbana según Jongerius.

Loading...